Tu guía para la seguridad del taller en casa

Tu guía para la seguridad del taller en casa

Mujer trabajando en un taller

No hay mejor lugar en el mundo que el hogar, ¿verdad? Amamos tanto nuestra casa que siempre queremos hacer algún arreglito o mejorar un detalle. “Un agujero por aquí”, un “martillazo por allá”… pero, independientemente de cuán hábil seas, siempre existe un riesgo cuando usamos las herramientas del taller.

De hecho, unas 339,000 personas son atendidas cada año en las salas de emergencia por lesiones asociadas con herramientas, aparatos y accesorios de un taller en la casa1. Y de entre ellos, el 3% son niños de 5 años o menos. A continuación te ofrecemos algunos consejos de seguridad.

Vístete adecuadamente

  • Gafas de seguridad o visores.
  • Tapones para los oídos u orejeras.
  • Zapatos o botas cerrados.
  • Guantes.
  • Cabello recogido.
  • Nunca uses ropa suelta o joyas.

Equipa tu espacio de trabajo

  • Extintor tipo ABC que pueda apagar incendios causados por materiales combustibles, líquidos inflamables y equipos eléctricos.
  • Máscara para trabajar con herramientas de amolar o cortar.
  • Abrazaderas para estabilizar objetos y así poder trabajar con ambas manos.
  • Máscaras para polvo y respiradores.
  • Detectores de humo y monóxido de carbono.
  • Topes para mantener los dedos y las manos alejados de herramientas de corte.

Ten un botiquín de primeros auxilios

  • Peróxido de hidrógeno
  • Solución para lavar los ojos
  • Pinzas
  • Vendajes

Organiza todo cuidadosamente

  • Asegúrate de que el área esté bien iluminada.
  • Guarda los manuales de instrucciones.
  • Evita sobrecargar los estantes.
  • Mantén las herramientas eléctricas lejos del agua.
  • Instala tomacorrientes cada seis pies alrededor del taller para eliminar los cables de extensión.
  • Almacena los artículos combustibles o inflamables lejos de fuentes de calor y herramientas que produzcan chispas.

Mantén el lugar limpio

  • Barre el aserrín.
  • Seca los derrames para ayudar a reducir el riesgo de caídas.

Usa las herramientas de forma segura

  • Dales un mantenimiento regular.
  • Úsalas solo para sus fines indicados.
  • Examínalas antes de usarlas.
  • Opéralas de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
  • Usa la protección adecuada.

Sé precavido con los niños

  • Mantén a los niños menores de 12 años alejados del taller
  • Guarda las herramientas bajo llave cuando no las estés usando.
  • Si tus hijos mayores de 12 años te están ayudando, mantente siempre atento.

Si te has animado a usar las herramientas, aquí te mostramos 3 reparaciones que tú mismo puedes llevar a cabo.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no apoya ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.