Protegiendo tu vivienda de los rayos

Protegiendo tu vivienda de los rayos

Una casa rústica en  una tormenta con rayos

Los rayos son quizá el despliegue más espectacular de la impresionante fuerza y el poder de la naturaleza. Según el National Severe Storm Laboratory, los rayos son el riesgo climático más peligroso y frecuente que la mayoría de personas experimenta cada año.

Tomando en cuenta que un solo rayo puede ser portador de más de 100 millones de voltios de electricidad, no es sorprendente que pueda causar daños a las viviendas de las siguientes maneras:

  • Un golpe directo en una estructura puede atravesar techos y chimeneas, hacer explotar ladrillos y concreto y causar incendios.
  • Un rayo secundario o indirecto que caiga en un árbol cercano o una línea de alta tensión puede producir una sobrecarga indeseada en la vivienda.
  • Los rayos también pueden ingresar a través de los alambres de teléfono, del cable y de los módems de computadora, así como de objetos salientes del techo como veletas, antenas y discos de satélite.
  • Elementos adicionales de la vivienda como los sistemas de irrigación, las cercas invisibles y las puertas eléctricas, pueden ofrecer un camino de baja resistencia para la energía destructiva de los rayos.

Cómo proteger tu hogar

Cada año se destruyen o dañan miles de casas y otras propiedades a causa de los rayos. El primer paso para proteger tu casa es comunicarte con un profesional capacitado para diseñar e instalar un sistema certificado de protección contra rayos. Estará diseñado para controlar o desviar la descarga por una ruta específica, eliminando así la posibilidad de incendio o explosión en las partes no conductoras de la vivienda como las de madera, ladrillo, azulejo, etc. Un sistema de protección contra rayos no tiene como objetivo impedir que caiga un rayo. Su propósito es proporcionar un trayecto seguro por donde la corriente pueda ser dirigida de forma segura hacia la tierra.

Tenga en cuenta que éste no es un proyecto para hacerlo usted mismo. Los sistemas deben ser instalados únicamente por contratistas reputados y experimentados de protección contra rayos, que estén registrados por Underwriters Laboratories (UL) y registrados y certificados por el Lightning Protection Institute (LPI). Los especialistas capacitados utilizan materiales aprobados por UL y se aseguran de que los métodos de instalación cumplan con los estándares de seguridad del LPI, UL y la National Fire Protection Association (NFPA) reconocidos nacionalmente.

Un sistema típico de protección contra rayos

Un sistema completo está conformado por los siguientes componentes:

  • Terminales aéreas: También conocidas como pararrayos, estas discretas varillas de aluminio o cobre se instalan verticalmente en el techo a intervalos regulares. Las terminales aéreas sirven como receptores de la descarga y están diseñadas para interceptar la caída de los rayos.
  • Conductores principales: Hechos de aluminio o cobre, estos cables trenzados conectan las terminales aéreas con los otros componentes del sistema y las tomas a tierra.
  • Tomas a tierra: Para todas las estructuras se requiere un mínimo de dos varillas de tomas a tierra enterradas a una profundidad de por lo menos 10 pies bajo tierra. Las terminaciones de las tomas a tierra dirigen la corriente peligrosa hacia la tierra para eliminar la posibilidad de lesiones o daños a la estructura.
  • Juntas: Las juntas unen los cuerpos metálicos (componentes del techo) y los sistemas de la edificación conectados a tierra al conductor principal para asegurar la conductividad y evitar destellos laterales (rayos que rebotan entre dos objetos).
  • Disipadores y supresores de sobrecarga: Una sobrecarga es un incremento en la corriente eléctrica por la caída de un rayo en una línea de alta tensión o de servicios públicos, o cerca de ellas. La supresión de sobrecargas se instala en el panel eléctrico para prevenir la entrada de los voltajes excesivos capaces de causar un incendio. Los disipadores instalados en los paneles eléctricos ayudan a proteger los electrodomésticos pesados y previenen incendios en las entradas del panel de servicio. Puede que sea necesario el uso de dispositivos adicionales para proteger otros aparatos electrónicos en la vivienda. Los dispositivos de protección contra sobrecargas se instalan generalmente junto con un sistema de protección contra rayos.
  • Protección para árboles: El Lightning Protection Institute recomienda que todo árbol que sea más alto que la vivienda o que esté a menos de 10 pies de distancia de la estructura, esté equipado con un sistema de protección contra rayos. Los árboles no ofrecen protección y muchos propietarios de vivienda deciden proteger los árboles por su propio valor. Un árbol sin protección que se encuentre cerca de la estructura también puede constituir una amenaza de destello lateral para la vivienda contigua.

Para obtener más información sobre cómo proteger tu familia y tu vivienda, o para tener una lista de profesionales certificados, por favor comunícate con el Lightning Protection Institute o Underwriter Laboratories.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y¬†no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.