Protege a los pasajeros del asiento trasero con estos simples pasos

Protege a los pasajeros de los asientos traseros con estos simples pasos

Bebé en su asiento para niños en lado del pasajero

Varios estudios han demostrado que el asiento trasero es el lugar más seguro para tu hijo, pero aun así debes tomar precauciones de seguridad para proteger tanto a los niños como a los adultos sentados allí.

Aquí hay varias formas de reducir riesgos para los pasajeros de los asientos traseros:

Elige la sujeción correcta

Asegurar adecuadamente a los niños es la regla general número uno para la seguridad de los niños pasajeros. La edad, la estatura y el peso de tu hijo determinarán si él o ella necesitan un asiento infantil de carro, un asiento elevado para seguridad o un cinturón de seguridad. Identifica la sujeción de seguridad apropiada para tu hijo en Safercar.gov. Para obtener más información sobre la seguridad de los asientos de carro para niños, consulta este resumen de errores comunes con los asientos de carro.

No te olvides de los adultos

Los adultos sin sujeciones también pueden lesionarse en el asiento trasero. También pueden lesionar al conductor si son lanzados hacia adelante durante el impacto. Por protección, haz que tus pasajeros se sienten en el asiento central; es el punto más alejado de las posibles zonas de impacto.

Compra con la seguridad en mente

Ten en cuenta los pasajeros del asiento trasero cuando compres un vehículo nuevo. Muchos de los modelos más nuevos están equipados con funciones de seguridad en el asiento trasero. Las bolsas de aire laterales y los cinturones de seguridad inflables ofrecen más protección, mientras que los reposacabezas pueden ayudar a reducir la ocurrencia de un traumatismo cervical.

Maneja con cuidado

Tus hábitos de manejo también afectan la seguridad de tus pasajeros. Manejar distraído es la principal causa de choque. Así que guarda tu teléfono, dales a tus hijos un libro o una película para mantenerlos ocupados y siempre mantén los ojos en la carretera.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no apoya ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda a riesgo del propio usuario, se proporciona sólo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.