Mantente seguro durante la limpieza de primavera

Mantente seguro durante la limpieza de primavera

Niñita limpiando una puerta corrediza de vidrio

Una limpieza de primavera minuciosa deja tu casa brillante, pero no faltan los riesgos. 

Sigue estos consejos de limpieza de primavera para evitar empezar la temporada con un pie roto:

  • Limpia el desorden – Antes de empezar a limpiar, recoge cualquier objeto suelto con el que puedas tropezarte.
  • Sigue las instrucciones – Si la etiqueta del producto de limpieza recomienda usar guantes o una máscara, hay una buena razón para eso. Reúne los suministros apropiados antes de comenzar a restregar.
  • Hazlo tranquilo – Sólo usa productos de limpieza peligrosos tales como amoniaco y blanqueador cuando sea absolutamente necesario. Y nunca mezcles los dos —podrías crear un gas tóxico.
  • Ventila – Aunque esté frío afuera, abre las ventanas para circular aire fresco y ayudar a evitar reacciones químicas o alérgicas.
  • Piensa ecológicamente – Usa limpiadores hechos en casa o ecológicos para ayudar a reducir tu exposición a químicos de limpieza tóxicos. Consumer Reports recomienda comprar productos con etiquetas verificadas, tales como Certificado Biodegradable, Biodegradable, Diseñado para el Medio Ambiente, Greenguard y Green Seal.
  • Mantén los productos de limpieza fuera del alcance – Asegúrate que los niños y mascotas no tengan acceso a ellos.
  • Ten cuidado con el balde – Incluso un par de pulgadas de agua pueden ser un riesgo de ahogarse para niños pequeños. Mantén los baldes de trapear llenos lejos de los niños. Guarda los baldes vacíos y boca abajo.
  • Pisa suavemente – Camina cuidadosamente en pisos recién trapeados o mantente alejado hasta que estén completamente secos.
  • Sube con cuidado – Si necesitas usar una escalera, pide que alguien la sostenga. Evita inclinarte mucho a un lado.
  • Levanta con cuidado – ¿Moviendo muebles? Estas útiles directrices son una recomendación de la American Academy of Orthopaedic Surgeons. Pide ayuda con objetos grandes.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no apoya ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda a riesgo del propio usuario, se proporciona sólo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.