Consejos para sobrevivir en tormentas severas

Prepárate para la temporada de huracanes

Niñita leyendo debajo de una cobija con una linterna

Cualquier persona que haya sobrevivido una tormenta severa o huracán sabe que los daños a la vivienda y a la propiedad pueden ser emocional y físicamente abrumadores. Los daños a la propiedad atribuidos al huracán Katrina en el 2005 alcanzaron los $81 mil millones y los daños a la propiedad atribuidos al huracán Sandy en el 2012 alcanzaron los $68 mil millones. La temporada anual de huracanes dura del 1 de junio al 30 de noviembre pero una tormenta severa puede aparecer repentinamente en cualquier época del año.

¿Qué puedes hacer para estar más seguro durante una tormenta? Si tienes aviso previo de que una tormenta o huracán fuerte se dirige hacia ti, aquí hay algunos consejos para ayudarte a reducir los daños a tu propiedad y elevar tu nivel de comodidad después de que haya pasado:

  • Organiza tus documentos importantes y guárdalos fuera del lugar en una caja fuerte en un banco o en otra ubicación segura. Tu hipoteca, pólizas de seguro de automóviles y de vivienda, certificados de nacimiento, pasaportes y otros documentos importantes deben estar en un sitio seguro y sin humedad al cual puedas tener acceso aunque tu hogar sufra daños. Almacena otros documentos y recuerdos en bolsas plásticas que pueden sellarse en un estante alto para evitar daños por inundaciones.
  • Crea un inventario de la casa con tus pertenencias para acelerar los reclamos de seguro después de la tormenta y mantén los documentos importantes fuera del lugar. Es más fácil presentar un reclamo con un inventario existente que tratar de crear uno durante el periodo estresante después de la tormenta.
  • Prepara un kit de emergencia con agua embotellada, linternas, radio de manivela o de batería, comida no perecedera, ropa adicional, saco de dormir y cobijas. Estos artículos pueden ser útiles si tienes que abandonar tu casa y moverte a un refugio público temporalmente.
  • Prepara un fondo de emergencia fácilmente accesible, de ser posible, para hacer más eficiente tu recuperación después de la tormenta.
  • Tapa las ventanas y las puertas de vidrio con contraventanas o madera contrachapada para reducir los daños provenientes de vidrio roto en caso de vientos fuertes.
  • Mueve tu carro al garaje o a otro sitio donde pueda estar bajo cubierto. Si no tienes garaje, muévelo a un lugar alto en caso de inundaciones.
  • Mete los muebles de patio y las macetas con plantas dentro de la casa. Cualquier cosa que pueda ser levantada por el viento y luego arrojada contra tu vivienda debe asegurarse con anticipación.
  • Guarda tu parrilla de gas dentro de la casa y cierra la llave del tanque de gas propano.
  • Desconecta la caja de fusibles de tu piscina exterior y retira el motor para prevenir daños.
  • Poda las ramas que se puedan quebrar durante la tormenta y lesionar a alguien o causar daños a tu vivienda o vehículo.
  • Si es posible, alquila o compra un generador de emergencia. Una tormenta fuerte puede cortarte la electricidad por días y hasta semanas. Con un generador puedes continuar operando tu refrigerador y mantener algunas luces encendidas. Habla con tu agente de seguros para ver si ofrecen descuentos o precios especiales para generadores tales como Generac® que proporciona ofertas exclusivas a los clientes de State Farm® cuando compran un generador de emergencia automático.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y¬†no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.