Cómo reconocer los signos de ahogamiento

Cómo reconocer los signos de ahogamiento

A young girl taking swimming lessons

Diez personas mueren por ahogamiento accidental cada día en los Estados Unidos. Asegúrate de que tú, tu familia y tus niñeros estén preparados para emergencias y que puedan reconocer los signos de ahogamiento para que puedan ayudar a mantener sin peligro a tus seres queridos.

Los signos del ahogamiento son diferentes a lo que la mayoría de las personas piensan. Puede que no escuches a alguien pidiendo ayuda. De hecho, es más común que una víctima de ahogamiento esté callada —si no puedes respirar, no puedes hablar.

A diferencia de la creencia popular, las personas que se ahogan no van bajo el agua y se quedan ahí. Al contrario, las víctimas de ahogamiento se hunden y puede que luego emerjan, normalmente sin tiempo suficiente para respirar y pedir ayuda. De hecho, a veces la lucha es muy corta —solo alrededor de 20 segundos— lo que hace que la ayuda rápida sea esencial.

También es un mito que la persona que se está ahogando agita sus brazos frenéticamente. Si te estás ahogando, tu cuerpo está enfocado en ayudarte a sobrevivir, por lo que los movimientos voluntarios de los brazos son difíciles, si no imposibles. En la mayoría de los casos, las personas que se están ahogando están en posición vertical, no horizontal, e intentan usar sus brazos para empujar contra el agua, lo que puede ayudar a darles un impulso para poder respirar completamente. También pueden ser incapaces de nadar o agarrar cualquier equipo de rescate y puede que traten de flotar de espaldas.

Cada persona reacciona de manera diferente cuando está en peligro en el agua. Algunos pueden indicar que necesitan ayuda gritando y haciendo gestos bruscos; de ser así, responde. Presta atención especial cuando oigas silencio, sobre todo de los niños. Dado que el ahogamiento puede suceder rápido y en silencio, es importante supervisar cuidadosamente y en todo momento a los niños que estén en el agua.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y¬†no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.