Un arreglo para cada cuarto

Un arreglo para cada cuarto

Woman fixing a leaky sink

¿Quieres una vivienda feliz (estructuralmente sólida)? Mantén al día tu lista de mantenimiento. Dependiendo de la antigüedad de tu vivienda, es probable que tengas una lista larguísima de cosas por hacer. Les pedimos a los expertos que identifiquen algunas reparaciones importantes que se puedan hacer de forma rápida y relativamente fácil por cuenta propia o subcontratando a alguien. Aquí tienes seis proyectos para comenzar hoy...

Cocina

Lechada de los azulejos quebrada

Sabes que hay un problema si: Se sigue acumulando suciedad en la lechada dañada entre los azulejos en tu mostrador o pisos.

¿Por qué te debería importar? La lechada suelta significa que la humedad se puede asentar, lo cual puede fomentar la presencia de moho. "Si tienes mostradores de azulejos, el acabado se puede dañar si entra agua entre el fregadero y la superficie", afirma Jamey Carey, autor de Home Maintenance for Dummies.

La solución: Elimina la capa superior y repárala con una nueva lechada y sellador impermeable.

Limpia los resortes del refrigerador

Sabes que hay un problema si: El refrigerador suena más fuerte de lo normal.

¿Por qué te debería importar? Los resortes polvorientos dificultan que tu refrigerador mantenga la comida fresca. "Debido a que la máquina está más exigida, aumenta la posibilidad de que el refrigerador se descomponga", sostiene John Bodrozic, cofundador de HomeZada, un sitio web que ayuda a organizar proyectos de reparación de viviendas.

La solución: Aspira entre los resortes, ubicados por atrás, en la parte superior e inferior del refrigerador, con una aspiradora de cepillo suave.

Baño

Disminuye la presión del agua

Sabes que hay un problema si: El agua no está fluyendo tan bien como recordabas.

¿Por qué te debería importar? La corrosión o acumulación dentro del cabezal de la ducha la desgasta, requiriendo que la reemplaces más rápido que si no tuviera acumulación.

La solución: La acumulación mineral puede ser el culpable. Quita el cabezal de la ducha y déjalo remojar durante la noche en una bolsa de plástico llena de vinagre blanco destilado, cerrando la bolsa con una liga. "Después de hacer esto la acumulación de mineral debería desintegrarse", mantiene Sean Murphy, un especialista en proyectos que puedes hacer tú mismo, en la ferretería en línea de ventas al por menor Build.com. Para tu información: Cuando quitas el cabezal de la ducha, rompes un sello hermético. Usa cinta de plomero para crear otro sello cuando reemplaces el cabezal de la ducha.

Sótano

Una caldera podría estar dañada

Sabes que hay un problema si: La caldera hace ruidos extraños, cambia el color o la apariencia de la llama o notas manchas de hollín alrededor de la caldera u óxido en los conductos de ventilación.

¿Por qué te debería importar? Tu salud podría estar en juego. Una llama amarilla podría indicar que la caldera está emitiendo monóxido de carbono mortal. Aunque no sea así, es más costoso utilizar una caldera defectuosa. "Si tu caldera tiene que hacer un esfuerzo mayor, terminarás pagando más por ella", afirma Murphy.

La solución: Cambia los filtros de la caldera regularmente y haz que se inspeccione la unidad completa una vez por temporada para revisar la eficiencia y limpieza de la hornilla. Para tu información: El promedio de esperanza de vida de una caldera es de 16 a 20 años.

La secadora que deja pelusas en tu ropa.

Sabes que hay un problema si: La pelusa cubre tu ropa cuando la sacas de la secadora.

¿Por qué te debería importar? La pelusa atrapada en la tubería de la secadora puede causar un incendio, sostiene Stephen Fanuka, coautor de What’s a Homeowner To Do?

La solución: Limpia el filtro de pelusas después de cada carga de tu secadora. Dos veces al año limpia la línea de ventilación: el tubo o conducto que envía el aire de la secadora hacia fuera de tu vivienda.

Garaje

Puertas del garaje que chirrían

Sabes que hay un problema si: Las puertas del garaje hacen ruidos muy fuertes cuando se usan.

¿Por qué te debería importar? "Los resortes de la puerta duran más si los inspeccionas y engrasas las puertas al menos una vez al año", dice Bodrozic.

La solución: Revisa todas las tuercas y tornillos de tu puerta del garaje. Reemplaza las piezas desgastadas. Rocía los componentes que se mueven con lubricante para puertas de garaje.