Hablando con tus hijos acerca de seguridad en caso de incendio

Hablando con tus hijos acerca de seguridad en caso de incendio

Mother and daughter holding hands sitting down.

Para proteger tu hogar de incendios es fundamental equipar tu casa con detectores de humo y extinguidores de fuego. Ambos son indispensables, y pueden ser claves para proteger a tu familia. Pero esto no es todo, también es necesario hablar con tus hijos del tema, sobre cómo identificar los peligros de incendio, y sobre las medidas de seguridad en caso de incendio en el hogar.

Identifica los riesgos de incendio de tu hogar

La cocina es el corazón de nuestro hogar, y es también donde encontramos más riesgos relacionados con el fuego. La lección más importante que los niños deben aprender en la cocina es que la estufa está caliente, y que deben mantenerse alejados de ella cuando está en uso. Cuando tus hijos alcanzan la edad en que empiezan a cocinar, puedes enseñarles sobre la seguridad de cada electrodoméstico y cómo apagar los fuegos cuando cocinan.

Los fósforos también pueden ser peligrosos ya que hasta un niño puede encenderlos. Asegúrate de mantener los fósforos y encendedores bajo llave y lejos de su alcance.

También es importante enseñar los siguientes peligros a tus hijos:

  • Latas de aerosol: pueden explotar si se las deja cerca de estufas, radiadores u otras fuentes de calor.
  • Velas: pueden iniciar un fuego en contacto con materiales combustibles. Por otro lado, nunca dejes que los niños enciendan velas, y cuando tú las uses, acostúmbrate a apagarlas antes de salir de la habitación.
  • Cables eléctricos: los cables deshilachados pueden iniciar un fuego. Enseña a tu hijo a reconocer cables dañados.
  • Lámparas: explícale que un simple papel o una tela apoyados sobre una lámpara pueden iniciar un fuego.
  • Plancha: haz que los niños se mantengan alejados de una plancha caliente.
  • Árboles de Navidad: los árboles naturales se secan y son altamente combustibles.

Detente, tírate al piso y rueda

Enséñales que estas acciones de seguridad pueden evitar serias quemaduras en caso de que la ropa se prenda fuego. Haz que ellos practiquen frente a ti y recuérdales que deben taparse la cara y la boca.

Practica con juegos

Una buena manera de involucrar a los niños en el tema de la seguridad en caso de incendio es haciendo que se diviertan mientras practican. Un simulacro de fuego varias veces al año mantendrá vivo el interés de los niños y, además, suele servir como un cambio de rutina. Comienza el simulacro con el detector de humo para que los niños puedan reconocer el “bip” como una advertencia inicial de fuego. Haz que sigan un plan de evacuación y asegúrate de que reconozcan el lugar seguro, fuera de la casa, donde reunirse.

El 9-1-1 no es broma

A los niños suficientemente grandes como para usar el teléfono, se les debe enseñar cómo marcar 9-1-1 al primer signo de una emergencia siempre y cuando ellos mismos se encuentren seguros. Los niños pueden pensar que es divertido bromear llamando al 9-1-1, así que déjales saber que hacerlo por hacerlo va contra la ley y tiene consecuencias.

Para aprender más sobre Consejos de seguridad ante incendios forestales, oprime aquí.

Divulgaciones

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.