Pasar al contenido principal

Start of main content

El ABC del propietario de vivienda: Tu guía para cada etapa de la vida útil de tu vivienda

He aquí lo que puedes esperar durante la vida útil de tu vivienda.

Keys are shown inserted in to a door lock.

Estás comprando una casa nueva. ¡Felicidades! Ahora es el momento, no únicamente para celebrar sino para planificar a futuro cada etapa de tu mudanza y más allá. Ya sea que tu nueva vivienda vaya a ser tu hogar por unos pocos años, la siguiente década, o hasta el final de tu vida, el ser propietario de una vivienda es algo que tiene vida propia. He aquí lo que puede ser útil saber en cada etapa de tu experiencia como propietario de vivienda.

Buscar casa

Encontrar la vivienda de tus sueños significa vivir en la realidad. Saber lo que puedes adquirir de forma realista significa calcular, no únicamente el pago de tu enganche y los pagos de la hipoteca (tal vez quieras considerar una preaprobación para el extremo superior de tu rango de precios), sino también llevar los costos relacionados como el seguro y los impuestos, así como los costos mensuales de energía eléctrica y servicios públicos. Mientras te preparas para este camino, asegúrate de contar con personas expertas que te ayuden, incluyendo un corredor de bienes raíces con buena reputación. Si estás decidiendo entre dos propiedades y quieres considerar cuál de ellas puede ser menos cara de asegurar, es posible que quieras contactar a un agente de State Farm® en esta etapa (ellos serán aún más útiles una vez que hayas hecho tu elección). Vivir feliz para siempre es mucho más posible cuando reduces el estrés desde el principio.

Comprar

Una vez que hayas encontrado una casa que te encante, debes estar preparado para hacer una oferta con rapidez. Aquí es donde tu corredor de bienes raíces es invaluable. Ellos conocen el mercado e inclusive podrían tener información acerca del vendedor y pueden aconsejarte para hacer la oferta más atractiva sin sobredimensionarte. Considera incluir una contingencia por inspección, buena idea, tanto para una nueva construcción como para viviendas más antiguas. Si tu oferta es aceptada, asegúrate de acudir a la inspección y tomarte tu tiempo. Este es el período más largo que tendrás en la vivienda hasta que se convierta en tu hogar. Aquí, tu inspector es el miembro más importante de tu equipo, destacando cualquier defecto oculto que quieras negociar que se arregle. En este punto, es tiempo de hablar con un agente de State Farm para ayudarte a seleccionar la cobertura que sea correcta para ti y tu nueva vivienda. Tu prestamista requerirá que tengas un seguro disponible antes del cierre. Aún si no cuentas con una hipoteca, el seguro es una parte esencial en la protección de tu inversión. También podrías querer informarles a las compañías de servicios públicos la fecha en la que te mudarás para que establezcan el servicio.

El día del cierre, estarás listo para firmar... y firmar y firmar (puede haber más papeleo involucrado de lo que te puedas imaginar). La mayoría de las veces, recibirás las llaves ese día o dentro de unos pocos días después del cierre. La primera etapa oficial de ser propietario de vivienda ha comenzado; como un nacimiento, es algo hermoso.

Mudarse

Primero lo primero, cambia los cerrojos y tira esas viejas llaves. Si tienes tiempo antes de mudar tus muebles y pertenencias, considera pintar y, de ser necesario, poner un nuevo piso. Asegúrate de habilitar los servicios públicos antes del día de la mudanza, de manera que no tengas que vivir con frío u oscuridad, sin cable y sin wifi. Llena un formulario de cambio de domicilio en tu oficina local de correo o en la página web del servicio postal USPS, para que tu correo se reenvíe y para dejarle saber a personas e instituciones clave (amigos, familia, empleador, banco, compañías de tarjetas de crédito, etc.) tu nueva dirección.

Cuando el camión de la mudanza se haya ido y te encuentres frente a un mar de cajas, comienza a desempacar en el corazón de tu vivienda: la cocina. Después continúa con los baños, vestidores, recámaras, áreas comunes (sala, comedor y estudio) y garaje, en ese orden. Una vez que te hayas establecido, aventúrate al exterior y comunícate con tus vecinos y tu comunidad. No cuentes con caravanas de bienvenida; debes estar preparado para dar el primer paso al presentarte en el área. Tan pronto como tengas la energía, haz voluntariado. Es una gran forma de comunicarte y sentirte en casa en tu comunidad.

Hacer reparaciones, renovar y remodelar

Aún si tu vivienda es nueva o está en perfectas condiciones cuando te mudes, es posible que aún sean necesarias reparaciones dentro del primer año, más o menos. El mantenimiento de temporada también será indispensable y una gran forma de prevenir reparaciones mayores en el futuro. Asegúrate de cambiar los filtros en las unidades o sistemas de tu aire acondicionado, cambia la rotación de los ventiladores del techo cada primavera y otoño, reemplaza las baterías en los detectores de humo y monóxido de carbono, conserva y agrega aislamiento y burletes, lava a presión el revestimiento exterior y la terraza, limpia las chimeneas y unidades de calefacción y canalones (o haz que un profesional lo haga). Si no sabes de arreglos o no estás motivado para volverte alguien que hace las cosas por sí mismo, considera contratar un empleado de mantenimiento. Ten presente que las cocinas y baños probablemente requieran remodelación, actualización o, al menos, reenmasillar y reemplazar los azulejos. El techo exterior tendrá que recibir mantenimiento, ser reparado cada cierto número de años y reemplazado entre 12 y 20 años, dependiendo del tipo de tejas.

Ampliar, mejorar e invertir para el futuro

Mientras tu familia crece o tu estilo de vida cambia, es posible que quieras agregar una o dos recámaras, una oficina en casa, estudio o cuarto de juegos, ampliar tu cocina o incluir un pórtico, cuarto para tomar el sol o inclusive un sauna. Las piscinas pueden ser un plus en términos de diversión familiar y bienestar, pero debes considerar el tiempo, la energía y el dinero que se requieren para su mantenimiento anual, mucho más allá del costo de instalación. Si estás tratando de incrementar el valor de tu vivienda, asegúrate de que tus opciones para mejorar la vivienda no sean muy extravagantes o idiosincráticas. Los proyectos con el mejor retorno de inversión generalmente son las actualizaciones de la cocina y el baño, áticos y sótanos terminados, entradas, puertas del garaje, ventanas y revestimientos exteriores.

Revisar tu seguro de vivienda

Ya sea que hagas o no cambios mayores durante la vida útil de tu propiedad, tus necesidades de seguro cambiarán con el paso del tiempo. Llevar a cabo una revisión del seguro de vivienda con un agente de State Farm, al menos una vez al año, puede ayudarte a determinar si tus pólizas de seguro y cobertura todavía tienen sentido para tu situación actual. Pregunta acerca de descuentos para cosas como sistemas de alarmas o contar con múltiples pólizas. Considera compras recientes como muebles o artículos personales y asegurar tu vivienda por el costo estimado de reconstruir y reemplazar, en vez de simplemente el valor actual de mercado. Querrás elegir una cantidad de la póliza igual o por lo menos 100% del costo de reemplazo estimado de tu vivienda y lo que está dentro de ella. Revisa cuidadosamente los límites de cobertura y exclusiones en tu póliza y considera agregar mayor protección para cosas como joyas, arte fino, colecciones, equipo musical, aparatos electrónicos sofisticados y otras cosas particularmente valiosas. Si trabajas desde casa, coberturas extras pueden proteger tu oficina en casa. Para asegurarte de que no te estás olvidando complementos importantes en tu póliza, habla con un agente de State Farm acerca de cómo ha cambiado tu vida para estar seguro de que tu póliza se ajusta a ti, a tu familia y al ciclo de vida de tu vivienda.


Colaboración pagada con The Spruce


Obtén una cotización

Selecciona para comenzar una cotización.


Localiza a un agente cerca de ti


 


Contáctanos

844-373-0003 844-373-0003

También importante

Aquí tienes algunos artículos adicionales que también pueden ser importantes para ti.  Así que deberías revisarlos.

Tu lista de comprobación para la compra de una vivienda

Tu lista de comprobación para la compra de una vivienda

Las cosas por hacer más importantes a las que hay que dar seguimiento antes, durante y después de que compras tu vivienda nueva.

Palabras de sabiduría de propietarios de vivienda felices

Palabras de sabiduría de propietarios de vivienda felices

Preguntas frecuentes —y respuestas— sobre lo que hace que una nueva casa sea un hogar feliz.

Artículos relacionados

Aquí tienes algunos artículos adicionales que te podrían interesar.

A Plant-Filled Apartment in a Former Mansion

A Plant-Filled Apartment in a Former Mansion

Tour Kevin's home in a former mansion that's been converted to rental units. He's filled the space with pieces he's refurbished himself... and all the plants.

¿Qué es lo que hace que un inquilino sea bueno? Mantener tu propiedad de alquiler en perfecto estado

¿Qué es lo que hace que un inquilino sea bueno? Mantener tu propiedad de alquiler en perfecto estado

Cuidar de tu propiedad de alquiler puede permitir negociaciones en el precio del alquiler y llevar a términos del contrato de arrendamiento más favorables.

10 ideas para decorar tu vivienda alquilada

10 ideas para decorar tu vivienda alquilada

Usa ideas simples y económicas para realzar la apariencia de hasta la más básica de las viviendas alquiladas.