Contaminantes de interiores: Cómo combatir a 3 de los peores

Contaminantes del aire de interiores: Cómo combatir a 3 de los peores

La contaminación no se limita a emisiones al aire libre. De acuerdo con esta guía de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), los niveles de contaminación de interiores pueden ser de dos a cinco veces mayores que los niveles al aire libre. Dado que el estadounidense promedio pasa hasta 90% de su tiempo en espacios cerrados, la calidad del aire de interiores es una preocupación de salud pública.

"Los contaminantes de interiores se pueden agrupar en tres categorías diferentes: gaseosos, particulados y biológicos", explica Elliott Horner, PhD, científico principal en UL Environment. Y cada categoría tiene sus propios riesgos, añade Horner.

Gaseosos

Cuando los contaminantes están en estado gaseoso producen efectos secundarios peligrosos. Las dolencias leves pueden incluir dolores de cabeza e irritación en los ojos. Pero los contaminantes también pueden desencadenar consecuencias mucho más graves, tales como el cáncer e incluso la muerte. Entre los contaminantes gaseosos más preocupantes se incluyen:

  • Compuestos Orgánicos Volátiles (VOC, por sus siglas en inglés) — Los materiales de construcción y otros bienes domésticos emiten estos químicos, tal como el formaldehído. Las fuentes comunes son las maderas, paneles de yeso, adhesivos, pintura, productos de limpieza, muebles e incluso aparatos electrónicos para el hogar.
  • El gas radón, el cual se encuentra de manera natural en el suelo, es la segunda causa principal de cáncer de pulmón y es responsable de entre 15,000 y 22,000 muertes al año, según esta hoja de datos del Instituto Nacional de Cáncer.

Particulados

Las partículas líquidas o sólidas ultra finas en el aire pueden penetrar profundamente en los pulmones. Están relacionadas con un mayor riesgo de alergias y ataques de asma. Los materiales particulados comunes son:

  • Polen
  • Polvo
  • Ácaros
  • Caspa animal
  • Partículas diésel de tubo de escape que se infiltran desde fuera

Biológicos

"Los contaminantes biológicos casi siempre involucran humedad o daños ocasionados por agua", dice Horner. La humedad, las fugas en las líneas de agua y las inundaciones son fuentes frecuentes. Pueden causar infecciones y empeorar las alergias y el asma y a menudo producen compuestos VOC menos tóxicos que, sin embargo, siguen siendo motivo de preocupación. Los contaminantes biológicos incluyen:

  • Moho
  • Manchas de humedad
  • Bacterias — casi siempre en relación con los ocupantes
  • Virus — siempre en relación con ocupantes

Detectar un problema

Muchos contaminantes particulados están a la vista, como el polvo, pero para detectar los otros tipos se necesita hacer pruebas.

"Hay varios análisis científicos para detectar problemas en la calidad del aire, pero son muy costosos", dice Horner. "Sin embargo, hay ciertas pistas que cualquier persona puede detectar también".

Horner sugiere prestar atención a olores fétidos o a humedad; o a irritaciones en los ojos, piel y vías respiratorias entre miembros de la familia. Los kits de prueba disponibles comercialmente pueden ayudarte a identificar problemas potenciales. Si sospechas que estás enfrentando un problema más serio, comunícate con un asesor ambiental o con tu departamento de salud local o estatal para obtener ayuda.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no apoya ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda a riesgo del propio usuario, se proporciona sólo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.