Consejos de preparación en caso de huracán

Consejos de preparación en caso de huracán

¿Cómo puedes ayudar a proteger a tu hogar y tu familia de los huracanes?

La fuerza destructora de un huracán nunca debería tomarse a la ligera. Estas tormentas potentes pueden desatar vientos devastadores, lluvias torrenciales, mareas de tormenta y tornados, causando daños extensos. Y aunque no puedes impedir que llegue un huracán, puedes reforzar tu hogar para protegerlo de su fuerza brutal. A continuación, presentamos medidas que puedes tomar para proteger tu propiedad y hasta salvar tu vida.

Prepárate para un huracán antes de que comience la temporada

Mucho antes de la temporada de huracanes (1 de junio – 30 de noviembre), asegúrate de tomar estas precauciones para mantener a tu familia a salvo y para minimizar los daños a tu propiedad:

Desarrolla un plan familiar de preparación en caso de tormentas

  • Encuentra las rutas más rápidas para ir de tu hogar o trabajo a un refugio de evacuación público o a alguna otra área segura.
  • Avisa a tus amigos y a tu familia sobre la ubicación del refugio.
  • Mantente atento a los planes de desastre de tu trabajo y de las escuelas de tus hijos.
  • Asegúrate de que el tanque de combustible de tu vehículo esté lleno.
  • Designa un amigo o familiar que resida en otro estado como un contacto familiar.

Crea un kit de supervivencia para desastres en caso de que necesites evacuar

  • El kit debe incluir artículos básicos tales como agua, comida, suministros de primeros auxilios, ropa y cobijas, suministros/herramientas de emergencia y artículos especiales como dinero en efectivo.
  • Añade documentos importantes, incluyendo las pólizas de seguro.
  • Coloca los artículos en bolsas de plástico herméticas y guárdalos en un contenedor fácil de transportar, tal como un contenedor de almacenamiento con una tapa o un bolso de lona. 
  • Mantén el kit en un lugar conveniente que conozca toda tu familia.
  • Cambia los suministros de agua y de comida cada seis meses.
  • Actualiza tu kit una vez al año, según las necesidades cambiantes de tu familia.
  • Pregúntale a tu médico o farmacéutico si puedes guardar tus medicamentos en tu kit de supervivencia y cuál es la mejor manera de hacerlo.

Protege tu hogar de los huracanes reforzando estas áreas importantes.

Cuanta más información tengas, mejor preparado puedes estar cuando llegue un huracán. Las ventanas, contraventanas y puertas resistentes a impactos deben tener una prueba de cumplimiento en una etiqueta o calcomanía o impresa en el producto. Asegúrate de confirmar que tus contraventanas funcionen de manera adecuada y que estén instaladas de manera segura.

Ventanas

  • Instala contraventanas resistentes a impactos que cumplan con los estándares aprobados por los códigos de construcción estatales.
  • También puedes instalar sujetadores permanentes para que los paneles protectores (como madera contrachapa de ¾ de pulgada) se puedan colocar rápidamente en su lugar.
  • Considera instalar puertas de entrada resistentes a huracanes. Todas las puertas principales deberían tener tres bisagras y una cerradura con un pestillo de al menos una pulgada de longitud.
  • El marco de la puerta debe estar anclado de forma segura a la estructura de la pared con correas que tengan al menos tres pulgadas de largo.
  • Si la puerta de entrada es doble, asegura la puerta inactiva con pestillos en la parte superior e inferior que se extiendan a través del soporte de la puerta y dentro del contrapiso.;
  • Las puertas del patio deben estar hechas de vidrio templado.
  • Las puertas enrollables ofrecen protección adicional.

Puertas de garaje

  • Piensa en instalar una puerta de garaje resistente a huracanes o haz que te instalen un soporte de acero para ayudar a proteger la puerta contra la presión del viento.
  • También puedes proteger a la puerta de tu garaje con una contraventana o pantalla con una clasificación adecuada para soportar la presión del viento y el impacto de los escombros.

Tejas

  • Los vientos fuertes de huracanes pueden provocar que las tejas se despeguen, especialmente si las tejas de los bordes no están bien aseguradas o si el pegamento de las lengüetas ha fallado. Un techador profesional puede evaluar la condición de tu techo.

Sofitos

  • Para ayudar a fijar los sofitos, el revestimiento de pared visible debajo de las vigas del techo, a tu vivienda, se recomienda que se contrate a un profesional para que aplique un poco de sellador de poliuretano entre la pared y el contramarco donde se insertan los paneles del sofito. 
  • También puedes aplicar un poco de masilla en el hueco en forma de V donde se juntan el contramarco y los dos sofitos.

Selladores

  • Todas las grietas o agujeros en la vivienda que sirvan de ingreso para cables, tuberías o alambres deberían ser sellados con masilla.

Alrededores

  • Antes de que llegue un huracán, mueve los depósitos de basura, muebles de patio, parrillas y otros objetos que puede llevarse el viento y colócalos dentro de la vivienda o el garaje.
  • Considera reemplazar materias del jardín, como grava o rocas, con corteza triturada.
  • Si vives en una casa móvil, inspecciona todos los tirantes y correas de amarre y busca indicios de uso y desgaste y haz reparaciones de ser necesario.
  • También asegúrate de que tu vivienda tenga seguro contra inundaciones, ya que las pólizas de seguro de vivienda no cubren daños ocasionados por inundaciones. 
  • Los seguros contra inundaciones están disponibles por medio del Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones del gobierno de los Estados Unidos, y se pueden comprar en comunidades participantes.
  • Los agentes de State Farm® que están inscritos en el programa Direct del Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones (NFIP, por sus siglas en inglés) pueden emitir y brindar cobertura de seguro contra inundaciones directamente a través del programa del gobierno federal. Por lo general, hay un periodo de espera de 30 días para que la póliza entre en vigor.

Si se emite una alerta de huracán, toma medidas para proteger a tu familia y propiedad. Si recibes órdenes de evacuación, ve a un refugio tal como lo indiquen las autoridades locales.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.