8 maneras de hacer que mudarse a una nueva ciudad sea más fácil

8 maneras de hacer que mudarse a una nueva ciudad sea más fácil

Two women and a little girl playing in a room full of moving boxes

¿Te vas a mudar a una nueva ciudad? Es emocionante, pero también puede ser estresante. Usa esta lista para ayudar a administrar el listado de tareas por hacer aparentemente interminable relacionado con la mudanza.

  1. Planifica los gastos de mudanza
    Existen ventajas y desventajas de contratar una empresa de mudanzas en lugar de hacerlo tú mismo. Pero sea lo que sea que elijas, intenta crear un inventario de la vivienda. Toma fotos de artículos de alto valor o difíciles de reemplazar, y etiqueta y enumera las cajas para que no dejes nada atrás.

    No importa cómo te mudes, pregunta a tu agente de seguros si tus pertenencias están cubiertas mientras están en tránsito. Si contratas a una empresa de mudanzas, obtén cotizaciones por escrito y solicita referencias y comprobantes de seguro. Las cotizaciones deberían detallar los costos adicionales, incluyendo el millaje y los costos especiales. Además, es posible que necesites un seguro complementario como una protección contra daños.
  2. Crea un nuevo presupuesto
    Al planear tu mudanza, reevalúa tu presupuesto para cualquier ajuste por el costo de vida, incluyendo el transporte, los alimentos y la vivienda. Investiga los costos promedio en tu nueva ubicación para que puedas tener una idea realista de tu nuevo presupuesto y de cualquier cambio en el estilo de vida que necesites realizar.
  3. Comprueba tu seguro de propietarios de vivienda o seguro de vivienda de alquiler
    Los estados tienen diferentes requisitos relacionados con la cobertura de seguro de vivienda o alquiler; por lo tanto, tanto si te mudas a una nueva ciudad o al otro extremo del país, comunícate con tu agente de seguros. Él o ella te dirá si necesitas un nuevo agente y cómo transferir tu información. Si necesitas un agente nuevo, puedes usar la herramienta de búsqueda de agentes de State Farm®.
  4. Actualiza el seguro y el registro de tu vehículo
    Si te quedas en el mismo estado, actualiza tu dirección con tu agente de seguros. Sin embargo, un cambio a un nuevo estado puede significar diferentes requisitos relacionados con el seguro de automóvil y límites de responsabilidad civil. Además, comunícate con el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV, por sus siglas en inglés), ya sea que te mudes o no a un nuevo estado, para actualizar la información de tu dirección, licencia y registro, si es necesario.
  5. Actualiza tu licencia de manejo
    Los estados tienen diferentes requisitos para obtener una licencia de manejo. Si te mudas a un nuevo estado, comprueba con el DMV estatal para averiguar qué debes hacer. Incluso si permaneces en el mismo estado, comunícate con el DMV a tiempo, dentro de los 10 a 30 días posteriores de haberte mudado en algunos estados, para actualizar tu dirección.
  6. Encuentra un banco
    Si tu institución financiera es una cadena nacional, averigua si las sucursales están convenientemente ubicadas cerca de tu nuevo hogar. De no ser así, investiga posibles reemplazos y averigua qué documentos necesitas para abrir cuentas.
  7. Cambia tu registro de votante
    Incluso si te mudas dentro del mismo estado, necesitas cambiar tu registro de votante. Comprueba con el DMV o secretario de estado de tu estado los requisitos necesarios.
  8. No olvides los otros detalles
    Servicio de internet, servicios públicos y notificaciones de cambio de dirección para las suscripciones: Es posible que puedas realizar muchas de esas tareas pequeñas pendientes en línea antes de mudarte o cuando llegues a tu nuevo hogar.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y¬†no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.