6 artículos domésticos que pueden ser peligrosos

6 artículos domésticos que pueden ser peligrosos

Niño jugando con bloques en el suelo

Tu hogar es el lugar donde tú y tu familia deben sentirse más protegidos. Sin embargo, hay ciertos artículos domésticos que pueden resultar peligrosos y a menudo pasan inadvertidos. Aquí detallamos algunos que deberías conocer:

  1. Detectores de humo sin baterías. Muchas desgracias ocurren durante los incendios nocturnos, pero sus riesgos se pueden reducir significativamente si mantienes los detectores de humo en buen estado. Revisa a menudo las baterías y asegúrate de que sean las correctas.
  2. Productos tóxicos al alcance de los niños. Gran parte de las intoxicaciones infantiles se producen por la ingesta de productos de limpieza. Para la seguridad de tus pequeños, mantén estos artículos fuera de su alcance, en un sitio alto y cerrado con llave.
  3. Imanes en el refrigerador y baterías en forma de moneda. Si un niño los ingiere, pueden provocarle asfixia y daños al sistema digestivo. Por eso, mantén los imanes fuera de su alcance y cubre con cinta aislante las tapas de aquellos aparatos que funcionan con baterías.
  4. Puerta del garaje averiada. Comprueba regularmente que la puerta se retraiga cuando haya un objeto en su camino. De lo contrario, podría herir a cualquiera que pase por debajo. Si efectivamente descubres que tu puerta necesita una reparación, ponte en las manos de un profesional.
  5. Aparatos electrónicos. La tecnología nos hace la vida mucho más sencilla, pero debemos ser precavidos con los riesgos que conlleva (un cortocircuito podría fácilmente empezar un incendio en tu hogar). Por eso, mantente atento a las señales de advertencia de tus electrodomésticos.
  6. Envases de plástico rígido, tipo “clamshell”. Intentar abrirlos con cuchillos o tijeras puede provocar cortes, ya sea por la incisión de estos objetos o del mismo plástico. En su lugar, usa un abrelatas manual, tijeras para hojalata o especialmente diseñadas para este propósito.

Divulgaciones

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.