3 bisagras de puerta más seguras para hacer que tu hogar sea menos vulnerable

3 bisagras de puerta más seguras para hacer que tu hogar sea menos vulnerable

Hombre instalando una bisagra de puerta

Las siguientes bisagras de puerta seguras ayudarán a evitar que se retiren los pasadores de la bisagra expuestos y evitarán que los ladrones intenten quitar la puerta de esta manera. Aun si tus pasadores de bisagra están en la cara interior de la puerta, se recomienda incorporar estas bisagras para mayor seguridad.

Tornillo de fijación en la bisagra

Es un diseño que mantiene el pasador de la bisagra en su lugar con un tornillo de fijación o un pequeño tornillo roscado a través del medio de la bisagra. Si la puerta está cerrada, no se puede acceder al tornillo de fijación. También puedes hacer tú mismo este tipo de bisagra perforando un orificio en el medio de la bisagra y a través del pasador, y luego colocando un pequeño tornillo de fijación. Sin embargo, si la puerta está abierta, el tornillo de fijación queda expuesto y se puede retraer, pudiéndose quitar los pasadores de la bisagra. Por lo tanto, recuerda limar este tornillo de fijación para que los posibles ladrones no puedan sacarlo.

Pasadores de remache rápido (curvados)

Estos pasadores son más largos que la bisagra y, una vez insertados en ella, se doblan sus extremos para crear un remache en la parte superior e inferior. El remache evita que se pueda remover el pasador. Estos pasadores brindan la mayor seguridad, pero si necesitas remover tu puerta no podrás hacerlo fácilmente: Tendrás que remover las bisagras por completo para poder quitar la puerta.

Pasadores cortos de seguridad

Los pasadores cortos de seguridad o clavijas son otra opción para mantener seguras tus bisagras. Hay bisagras disponibles para comprar con estos pasadores cortos ya en su lugar, pero si los orificios para tornillos en los dos lados (u hojas) de tus bisagras se alinean, se puede instalar un pasador corto o una pequeña clavija de metal en uno de los orificios de la hoja correspondiente cuando la puerta esté cerrada. De esta manera, incluso si quitan el pasador de la bisagra, no se podrán sacar las bisagras de la puerta porque el pasador corto las mantiene en su lugar. Si los orificios para los tornillos de las hojas de las bisagras no se alinean, perfora para obtener un orificio que empareje. Luego, coloca un tornillo sin cabeza o un clavo corto y fino en uno de los orificios para tornillos y deja que sobresalga para engranar con la hoja opuesta. Los pasadores cortos son una buena medida de seguridad si necesitas quitar la puerta de vez en cuando pero no quieres perder tiempo ni esfuerzo quitando las bisagras.

Consulta a los profesionales

Antes de hacer cualquier ajuste o modificación en las bisagras de tu puerta, es mejor consultar a un cerrajero o a un contratista de seguridad. Ellos pueden evaluar tus bisagras y hacer otras recomendaciones profesionales para mantener tus entradas seguras.

Divulgaciones

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.