Prevención de fugas de agua en tu negocio: Precauciones y remedios

Consejos para prevenir los daños causados por el agua en tu negocio

Techo con goteras

Los daños causados por el agua en tu lugar de negocio puede ser un golpe devastador: No solo te puede costar bastante dinero la limpieza, sino que también puede retrasar —o hasta cerrar— las operaciones del negocio.

Ya sea que resuelvas la distracción, enviando a los empleados a casa durante la limpieza o pierdas equipos y archivos, los daños causados por el agua inevitablemente provocarán que tu negocio sufra pérdidas. Aquí están algunas estrategias para evitar que ocurran daños causados por agua.

Los sospechosos habituales

Determinar de dónde podría provenir el agua puede ser útil en la prevención de los daños causados por el agua en el lugar de trabajo. Aquí están algunos de los posibles orígenes de fugas de agua para investigar:

  • Aparatos: Los orígenes comunes de los daños causados por agua incluyen el calentador de agua, lavadoras de ropa, lavaplatos, refrigeradores y unidades de aire acondicionado. La antigüedad de un aparato es un factor principal; por ejemplo, con el paso del tiempo los electrodomésticos que producen condensación a menudo se oxidan, aumentando las probabilidades de una fuga.
    Las mangueras de suministro de agua de las lavadoras de ropa y lavaplatos también podrían desarrollar fugas. Se pueden fugar cientos de galones de agua y pueden ocurrir daños significativos en el edificio y en el interior de la propiedad.
  • Tubos y drenaje: Los sistemas de tubería son susceptibles de obstrucciones e interrupciones, lo que puede conducir al desbordamiento de aparatos tales como inodoros, fregaderos y lavadoras de ropa. La acumulación de grasa en los fregaderos, la acumulación de pelusas en las secadoras y el crecimiento de raíces en la tubería del alcantarillado son algunas de las causas de las obstrucciones e interrupciones.
    En el invierno, los tubos se pueden congelar, reventar y dañar el edificio y la propiedad personal de los ocupantes. Una grieta de un 1/8 de pulgada en una tubería puede liberar hasta 250 galones de agua por día.
  • Techos: Los materiales para la construcción del techo deteriorados, faltantes o dañados y las represas de hielo pueden permitir que el agua penetre a través del techo y dañe los cielos rasos, las paredes y los pisos. El aislamiento y la ventilación inadecuados del ático pueden acelerar el deterioro de un techo y contribuir a la formación de represas de hielo. La exposición al viento, nieve, hielo, lluvia y tráfico peatonal también pueden afectar la capacidad de un techo para mantener el agua fuera.

Cómo tratar el interior de tu edificio

Revisa tu equipo; si ves algo que te preocupa, probablemente es momento de involucrarse. Aquí hay algunas cosas que puedes hacer.

  • Asegúrate de que las conexiones de la manguera estén sujetas a la tubería de suministro de agua en las lavadoras de ropa, dispensadores de hielo, lavaplatos y otros aparatos que usen agua.
  • Vuelve a enmasillar y enlechar alrededor de los fregaderos, duchas y bañeras. Deben repararse las bases de las duchas que tienen fugas y los azulejos sueltos o faltantes.
  • Revisa y reemplaza las mangueras de la lavadora de ropa con regularidad, especialmente si hay señales de agrietamiento, abultamiento u otro deterioro.
  • Sigue los procedimientos de mantenimiento recomendados para todos los aparatos y equipo. Esto incluye vaciar periódicamente una parte del agua del calentador de agua para descargar el sedimento en el fondo del tanque. (Asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante).
  • Haz que un contratista capacitado en Calefacción, Ventilación y Aire Acondicionado (HVAC, por sus siglas en inglés) haga el mantenimiento preventivo que ayudará a mantener la tubería del drenaje de la base del aire acondicionado libre de depósitos que puedan obstruir la tubería.
  • Cuando el clima se vuelve frío, el goteo de agua tanto de la llave de agua caliente como de la fría podría ayudar a prevenir que los tubos se congelen. Otra buena idea es abrir las puertas del gabinete para permitir que el calor llegue a la tubería debajo de los fregaderos y a los aparatos cerca de las paredes exteriores.
  • Aísla las tuberías de agua que estén expuestas a temperaturas o corrientes de aire de congelación, tales como aquellas ubicadas en los garajes y sótanos, para ayudar a reducir la probabilidad de fugas causadas por tuberías congeladas.

Cómo tratar el exterior de tu edificio

El agua también puede provenir de fuentes exteriores. ¿Crees que estás en riesgo? De ser así, aquí hay algunos pasos que considerar:

  • Contrata a un contratista de techo profesional para que inmediatamente repare los materiales de la construcción del techo que estén deteriorados o dañados.
  • Los canalones, aleros y tubos de desagüe deberían estar libres de escombro. Esto permitirá que el agua drene libremente. Los tubos de desagüe deberían extenderse lejos del edificio para transportar el agua lejos de los cimientos.
  • Añadir aislamiento y ventilación en el ático puede prolongar la vida útil del techo y reducir las posibilidades de que se formen represas de hielo que puedan causar que el agua se acumule debajo del techo. El aislamiento debería estar en buenas condiciones y los conductos de ventilación del ático despejados.
  • Si tu edificio tiene conexiones de manguera exteriores, desconéctelas cada otoño para minimizar la probabilidad de que se revienten las tuberías debido al congelamiento.

Equipos que pueden ayudar

Para ayudar a vigilar estos u otros lugares problemáticos, tal vez deberías considerar instalar un sistema de detección de fugas de agua. Los sistemas de detección de fugas pueden ser activos o pasivos.

  • Sistemas activos de detección de fugas: Estos sistemas normalmente generan algún tipo de alarma, pero también desempeñan una función que detendrá el flujo de agua. Cuentan con un tipo de válvula de cierre y un medio para determinar que una fuga está ocurriendo. La mayoría de los dispositivos usan sensores de humedad para detectar una fuga. Otros sistemas utilizan un sensor de flujo y un sincronizador para determinar que algo está goteando y que debe cerrarse la llave de agua. Un sistema de detección de fugas activo puede funcionar, ya sea para un aparato individual o puede controlar una propiedad completa.
  • Sistemas pasivos de detección de fugas: Estos sistemas, también llamados "alarmas de agua", tienen el propósito de alertarte de una posible fuga de agua. Generalmente, estos emiten un tono de alarma audible y algunos también podrían contar con una luz intermitente.
    Estos sistemas pasivos a menudo son unidades independientes que operan con baterías. Son económicos y fáciles de instalar. Algunos simplemente se ponen en el piso, mientras que otros se pueden fijar en la pared. Un sensor de humedad está ubicado en la parte inferior de la unidad y activa la alarma cuando se humedece. Los dispositivos que operan con baterías necesitan ser verificados regularmente y las baterías deben reemplazarse de forma periódica.

Divulgaciones

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.