Hoy es un buen día para empezar tu plan financiero

Hoy es un buen día para empezar tu plan financiero

Hombre trabajando en su computadora portátil

Tener un plan es esencial para cualquier situación que afrontes en la vida, pero más aún cuando lo que está en juego son tus finanzas. Si quieres alcanzar un futuro financiero óptimo, esto es lo que deberías hacer:

Establecer un presupuesto

Un presupuesto es clave para manejar tus gastos y ahorros. Sin uno, es probable que termines gastando más de lo que crees y ahorrando menos de lo que podrías.

Empieza por mantener un registro de todos tus gastos, apuntando hasta los más pequeños y compáralos con tus ingresos mensuales. Pregúntate: ¿fueron todas mis compras necesarias? ¿De cuáles puedo prescindir? Luego recorta aquello prescindible, pero deja espacio para darte un capricho de vez en cuando.

Fijar metas financieras

Tu presupuesto será más fácil de seguir si tienes metas financieras importantes para ti. Divídelas entre metas de corto plazo (comprar un nuevo auto) y largo plazo (ahorrar para la universidad de tus hijos).

Una vez que hayas identificado tus metas, define un lapso de tiempo para cumplirlas. Así sabrás cuánto separar cada mes y qué inversiones son más inteligentes.

Luego, revisa tus metas periódicamente y así estarán siempre frescas en tu mente. Si te descarrilas un poco del camino, no te frustres ni te rindas. Simplemente, vuelve al carril y continúa trabajando hacia tus objetivos.

Invertir y ahorrar

Si eres joven, estás en tu mejor momento para invertir, ya que tu dinero tendrá más tiempo para crecer exponencialmente. Puedes empezar con pequeñas sumas de dinero y poca prisa. Si lo retiras directamente de tu salario, probablemente ni lo extrañarás.

Sin embargo, no subestimes lo que una cuenta de ahorros tradicional puede hacer por ti. Es la forma más sencilla de ahorrar dinero y te aporta la tranquilidad de saber que los depósitos menores a $250,000 están asegurados. Además, te permite retirar el dinero siempre que lo necesites.

Contratar un seguro de vida

Un seguro de vida puede prepararte a ti y a tu familia para lo inesperado. Tenerlo puede ayudar a reemplazar la pérdida de ingresos, colaborar con la hipoteca, suplir necesidades educativas o, simplemente, dejar un legado para la próxima generación.

Planificar para la educación de los hijos

Muchísimos padres creen que nunca podrán ahorrar lo suficiente para pagar la educación universitaria de sus hijos. Afortunadamente, el gobierno federal y los estatales pueden facilitar este sueño con varias opciones financieras. Para mayor información visite las siguiente páginas:

 

Divulgaciones

Ni State Farm® ni sus agentes proveen asesoría fiscal o legal.