El plan IRA SIMPLE para pequeñas empresas

El plan IRA SIMPLE para pequeñas empresas

Mujer hablando por teléfono en el escritorio

El IRA SIMPLE, más apropiadamente conocido como el Plan para Igualar el Incentivo de Ahorros para Empleados es una manera relativamente sencilla para que las empresas pequeñas añadan un plan de jubilación a sus beneficios para empleados.

Cómo funciona el plan

Cada empleado elegible programa un IRA y puede elegir hacer aplazamientos antes de impuestos de sus cheques de pago. Los empleadores pueden ya sea hacer un pago no opcional del 2% de la compensación a todos los que son elegibles para plan o pueden igualar las contribuciones de los empleados hasta un 3% de su compensación para el año. (Todos los empleados deben recibir el mismo porcentaje de compensación ya sea para la contribución no opcional o para igualar la contribución, pero el empleador puede cambiar el porcentaje de año a año, sujeto a ciertas restricciones).

El empleador puede deducir las contribuciones de sus impuestos sobre ingresos. Los empleados participantes no tienen que pagar impuestos sobre el ingreso que contribuyen, a pesar de que puedan deber impuestos cuando hacen retiros. También cualquier ganancia por inversiones que los empleados tengan se acumulará con el aplazamiento en el pago de impuestos hasta su retiro.

Quién es elegible

Los empleados elegibles deben haber recibido al menos $5,000 en cualquiera de los dos años anteriores al año en curso y se espera razonablemente que ganen al menos $5,000 en el año en curso. Un empleador puede programar requisitos menos restrictivos (por ejemplo, permitir que todos los empleados participen incluso aquellos que ganan menos de $5,000) pero no puede poner más restricciones.

El dinero en el plan se beneficia de la totalidad de los aportes en el 100%; un empleado puede retirar una parte o todos los fondos de su cuenta en cualquier momento ya que su cuenta es una cuenta individual de jubilación.

Este plan es para empresas con menos de 100 empleados. Si tu empresa crece y contrata a más de 100 personas, el plan puede continuar por dos años más, luego tiene que ser disuelto.

La facilidad y flexibilidad de un IRA SIMPLE puede ayudar a que las pequeñas empresas den a los empleados un beneficio valioso para atraer y retener talento. El papeleo mínimo y la habilidad de los propietarios para reservar dinero para su propia jubilación lo hace atractivo. Un plan IRA SIMPLE puede darle a tu compañía la ventaja que necesita para crecer.

Divulgaciones

Ni State Farm®¬† ni sus agentes proveen asesoría fiscal o legal.