Costo de reemplazo vs. valor de mercado

¿De qué forma deberías asegurar tu casa?

Una pareja pintando la habitación de su casa

Cuando compres una póliza de seguro de propietario de vivienda, tomarás varias decisiones. Una de las más importantes es la cantidad de cobertura que mejor satisfaga tus necesidades. Comprender tus opciones te ayudará a tomar una decisión informada que proteja tu hogar y el futuro financiero de tu familia.

¿Qué es el costo de reemplazo?

El costo de reemplazo es el costo necesario para reparar o reemplazar toda tu vivienda. Cuando tú aseguras tu vivienda por su costo de reemplazo, tu aseguradora te reembolsará por el costo de reconstruir o reparar tu vivienda, basado en el tamaño y la estructura de la vivienda que se perdió o dañó.

La forma más apropiada para estimar el costo de reemplazo de tu hogar es contratar a un contratista de construcción u otro profesional de la construcción que produzca una estimado detallado del costo de reemplazo. O tu agente de State Farm® puede utilizar una herramienta de estimación de Xactware Solutions —para ayudarte con una cotización. Únicamente el costo de la estructura de la propiedad y sus sistemas, instalaciones y acabados relacionados se incluirá en la cotización; el valor del terreno está incluido en un valor de mercado de una vivienda pero no debería incluirse en la cantidad de seguro que compras.

Beneficios: En el caso de una pérdida, la cobertura de costo de reemplazo ayudará a tu familia a regresar a su hogar y a la calidad de vida habitual con una interrupción financiera mínima. Para la mejor protección, los expertos recomiendan que asegures tu vivienda por al menos el 100% de su costo estimado de reemplazo.

Riesgos: Los costos de reemplazo pueden cambiar con el tiempo, por lo que debes revisar tu póliza anualmente para asegurarte de que su cobertura se ajusta a tus necesidades. Avisa a tu aseguradora si has actualizado o mejorado tu hogar, porque esas alteraciones pueden aumentar el costo de reemplazo estimado de tu vivienda. Además, querrás mantenerte informado sobre las condiciones del mercado cambiantes en tu área. El aumento en los costos de mano de obra, materiales y transporte pueden afectar directamente al costo de reemplazo estimado. Para obtener la protección máxima, considera una póliza que incluya una cláusula de inflación que se ajuste automáticamente para tener en cuenta los cambios en los costos de construcción.

¿Cuál es el valor de mercado?

El valor del mercado es la cantidad que un comprador pagaría para comprar tu vivienda y el terreno en su condición actual. A diferencia del costo de reemplazo estimado de tu vivienda, el valor de mercado es influenciado por factores que van más allá de los costos de material y de mano de obra de las reparaciones o la reconstrucción, como la cercanía a buenas escuelas, las estadísticas delictivas locales y la disponibilidad de viviendas similares. Además, el terreno en sí se incluirá en el valor de mercado de la vivienda, aunque no estará cubierto por la póliza de propietarios de vivienda.

Beneficios: En algunos casos, la cobertura de valor de mercado puede ser la opción más práctica. Toma el ejemplo de una casa antigua ornamentada. En el mercado actual, el costo de reconstruir o restaurar la artesanía en madera, mampostería y el enyesado artesanal a su condición original puede ser mucho mayor que el precio de compra de la vivienda. Por lo tanto, las primas de la póliza de reemplazo para la vivienda serían altas. (Las pólizas especiales están disponibles para algunas viviendas históricas, pero éstas también tienen un precio más alto). Para un propietario de vivienda con problemas de liquidez, comprar una póliza basada en el valor de mercado ofrece la mejor posibilidad de recuperar al menos los gastos parciales después de una pérdida.

Riesgos: Cuando aseguras una vivienda típica por su valor de mercado, corres el riesgo de tener una cobertura incompleta. Por ejemplo, imagina que una familia compra una vivienda por $175,000 y saca una póliza de propietarios de vivienda por la misma cantidad. Sin embargo, el costo de reemplazo de la vivienda es de $225,000. Si un incendio u otro evento asegurado destruyen la casa, la resolución del seguro sería de $50,000 menos que el costo de reemplazo real de la vivienda. La familia tendría que compensar la diferencia ellos mismos o construir una vivienda nueva y menos costosa.