3 pasos para reinvertir tu 401(k) en una IRA tradicional

Convertir un 401(k) a una IRA tradicional después de dejar un trabajo

Hombre con una computadora portátil

Cuando dejes tu trabajo, el saldo de tu plan 401(k) puede ir contigo. Puedes tener la tentación de quedarte con un poco o con todo el dinero en lugar de reinvertirlo, pero puede que ésa no sea la mejor opción. Si retiras el dinero en efectivo de tu plan 401(k), generalmente pagas los impuestos sobre ingresos de la cantidad total retirada, así como un 10% por multa fiscal, a menos que tengas al menos 59 años y medio de edad o a menos que te jubiles de tu empleador a la edad de 55 años o más.

Sin embargo, si quieres que el dinero se quede en su lugar para la jubilación, una buena estrategia a considerar es reinvertir los fondos en una Cuenta Individual de Jubilación, o IRA.

El proceso es simple:

  1. Encuentra una inversión en una IRA adecuada para ti (tal como una anualidad, un certificado de depósito bancario o un fondo de inversión). Tendrás que hacer alguna investigación o hablar con alguien en la industria financiera para encontrar cuáles son las mejores opciones para ti.
  2. Comunícate con el administrador del plan de tu antiguo empleador y arregla una reinversión directa al custodio de tu nueva IRA. El mismo procedimiento podría variar un poco de compañía a compañía, pero no te preocupes - todos ellos han abordado esta petición anteriormente.
  3. Firma los documentos para reinvertir directamente los fondos a tu nueva cuenta. Los fondos llegarán entonces a tu IRA para inversión, tal y como seleccionaste en el paso 1.

Una advertencia: Puedes recibir una distribución del saldo de tu cuenta procedente del plan en lugar de arreglar una reinversión directa. Puede que ésta no sea la mejor idea. Si tomas una distribución, el administrador del plan tendrá que retener el 20% de la cantidad distribuible para los impuestos federales sobre ingresos. Esto es un crédito a los impuestos que puede deberse cuando completes tu declaración de impuestos sobre ingresos. Cuando haces esta reinversión indirecta puedes incrementar la cantidad de reinversión, de tus propios fondos, igual a la cantidad retenida del 20%.

Sin embargo, al hacer una reinversión directa se evita esta consecuencia negativa. Si reinviertes la cantidad del cheque que recibes sin añadir ese 20% de vuelta, entonces la cantidad retenida será considerada como una distribución gravable. Generalmente, tendrás que pagar impuestos sobre ingresos sobre esa cantidad, así como un 10% de multa fiscal si eres menor de 59 años y medio de edad.

Divulgaciones

Ni State Farm®¬† ni sus agentes proveen asesoría fiscal o legal.

Antes de reinvertir bienes de un plan de jubilación patrocinado por el empleador a una IRA, es importante que los clientes entiendan sus opciones y hagan una comparación completa acerca de las diferencias en las garantías y protecciones ofrecidas por cada tipo respectivo de cuenta y también de las diferencias en liquidez/préstamos, tipos de inversiones, cuotas, y cualquier multa posible.