Las 3 principales excusas en cuanto al ahorro para la jubilación

Las 3 principales excusas en cuanto al ahorro para la jubilación

Las razones por las cuales la gente no ahorra lo suficiente para la jubilación son tan diversas como las personas que las dan. Pero estas tres son algunas de las más comunes. Aprende cómo puedes evitar estas excusas en cuanto al ahorro para la jubilación.

Excusa No.1: Mi empleador no ofrece un plan de jubilación. Aproximadamente la mitad de los trabajadores estadounidenses no participa en un plan de jubilación en su lugar de trabajo, pero ésa no es razón para retrasar los ahorros para la jubilación.

La solución: Si no puedes contribuir a través de tu empleador, abre una Cuenta Individual de Jubilación (IRA, por sus siglas en inglés) y trata de depositar el 15% de tu cheque de pago cada mes. Puedes contribuir anualmente hasta $5,500 (o $6,500 si eres mayor de 50 años).

Excusa No.2: Tengo muchas otras obligaciones financieras. Si la mayoría de tu cheque de pago va hacia gastos regulares —como hipoteca, préstamo de estudiante, deuda de tarjeta de crédito y pago de automóvil— ahorrar para la jubilación puede no parecer una prioridad. 

La solución: Piensa en las contribuciones para la jubilación como otra factura mensual más. Con depósitos automáticos de parte de tu cheque de pago no te olvidarás de hacer tus contribuciones y lo más probable es que no eches de menos el dinero porque no llega a tu cuenta de cheques.

Excusa No.3: Puedo vivir con el seguro social. Para vivir cómodo en la jubilación necesitarás entre el 70 y el 80% de tus ingresos previos a la jubilación. Pero el pago promedio mensual del seguro social es menos de $1,200 —apenas suficiente para vivir.

La solución: Puedes contar con el seguro social para cubrir algunos de los gastos de tu jubilación —pero no todos. Asegúrate de tener otros medios de ahorro para la jubilación, tales como una pensión, 401(k), IRA o cuenta de inversión.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.