Separar las finanzas del negocio de las finanzas personales cuando empiezas una pequeña empresa

Next Door Chicago
consejos prácticos de dinero proporcionados por Next Door®.

Empresarios, es momento de separar los gastos personales de los gastos del negocio

Cuando trabajas para ti mismo, sabes que tu jefe es brillante. Y empezar un negocio —bien sea una tienda para editar videos por cuenta propia o una panadería de moda que emplee a 10— puede ser una de las experiencias profesionales más gratificantes de tu vida. Pero si eres experto en tu trabajo y no tanto en finanzas de una pequeña empresa, no te angusties: tenemos algunos consejos simples para prepararte para el éxito cuando empiezas tu empresa de manera que puedas enfocarte en editar esos videos de bodas y/o hornear esos sabrosos pasteles de manzana.

Separa tus gastos del negocio de los personales, idealmente, desde que comienzas a construir tu negocio.

Aunque es tentador tener todas tus finanzas juntas, especialmente al principio cuando no hay tantos gastos del negocio, en el futuro no será simple hacerlo. Desde los impuestos, los futuros inversionistas hasta tu propia memoria, tener los gastos del negocio y los personales en una cuenta u hoja de cálculo separada reducirá tu angustia financiera en el futuro.


Por qué funciona

Cuando llegue la temporada de impuestos, vas a querer tener un registro de cuáles gastos fueron para tu negocio y cuáles fueron para ti. Mantenerlos por separado desde el principio hará del 15 de abril un día fácil y también te pondrá en el correcto camino para asegurar que tú y tu negocio obtengan el máximo reembolso de impuestos. Hasta un elefante se puede olvidar si aquel gasto de 20 dólares fue para la resma de papel para imprimir o para 10 bolsas de maní, así que crea ahora un sistema para evitar olvidarte luego.¬†
forgetting later.

Intenta esto


  1. Abre una cuenta de cheques separada para pequeñas empresas. Muchos bancos ofrecen cuentas para pequeñas empresas (¡con beneficios!) que te pueden ayudar a mantener los gastos de tu negocio separados de tus gastos personales. Con una cuenta separada y conectada a una tarjeta de crédito o de débito separadas, tendrás un registro de todos los costos de tu negocio. Solo asegúrate de utilizar la tarjeta correcta cuando pidas la cuenta y pide dos transacciones separadas si estás mezclando negocios con placer.
  2. Categoriza manualmente tu gasto en una hoja de cálculo. Si no quieres abrir una nueva cuenta, hazlo a la manera de la vieja escuela: mantén una hoja de cálculo y actualízala religiosamente. Un simple cuaderno con la fecha, comerciante, costo y una breve descripción te ahorrará cantidades increíbles de tiempo para cuando llegue la temporada de impuestos. Además, debes mantener unos archivos impecables para maximizar tus deducciones de impuesto y por lo tanto la posibilidad de un reembolso de impuestos.
  3. Averigua si necesitas presentar una declaración de impuestos separada para tu negocio. Dependiendo de tu tipo o tamaño de pequeña empresa, necesitarás presentar tu declaración de impuestos por separado. En otros casos, tu pequeña empresa es solo una sección aparte de tu declaración de impuestos personal. De cualquier manera, tener archivos separados te será útil.

¿Ahora qué?

Tienes clientes que atender para mantener tu pequeña empresa funcionando sin problemas. Pero tras bambalinas, tienes que cuidar tus finanzas para evitar un desastre en el futuro. Por el bien del IRS, los inversionistas futuros y tu propio equilibrio mental, separar la contabilidad de la pequeña empresa es parte esencial de ser el empresario estelar que eres.

¿Qué es el Financial Friday?

El Financial Friday (Viernes Financiero) es una serie dedicada a educación financiera y consejos prácticos que te inspiren a alcanzar el bienestar financiero. Inscríbete en Next Door® para recibir los artículos del Financial Friday en tu bandeja de entrada.

Inscríbete en Next Door®