No lo eches todo a perder: 9 maneras inteligentes de usar tu reembolso de impuestos

No lo eches todo a perder: 9 maneras inteligentes de usar tu reembolso de impuestos

Mujer haciendo un depósito de cheque móvil con un teléfono inteligente

Has completado tu declaración de impuestos y descubriste que recibirás un buen reembolso. Pero antes de inventarte las maneras de gastar ese dinero, piensa en lo útil que podría ser aquel "cheque de pago adicional". He aquí nueve maneras de usar tu reembolso sabiamente:

  1. Aumenta tu fondo de emergencia. Los expertos recomiendan guardar el equivalente de tres a seis meses de ingresos en un fondo de emergencia. Si tu cuenta está baja en fondos, se ha agotado o aún no existe, tu reembolso podría ayudarte a cubrir los gastos en una emergencia.
  2. Salda tus deudas. Ya sea que estés pagando un préstamo de automóvil, préstamos para educación, una hipoteca o tarjetas de crédito de alto interés, usa el reembolso para hacer mella en las deudas que tengas.
  3. Incrementa tus ahorros para la jubilación.  Si estás atrasado en tus ahorros, tu reembolso de impuestos podría ayudar a ponerte al día. No solo eso, disfrutarás de ver lo lejos que puede llegar ese dinero cuando esté acumulando interés.
  4. Establece o agrega dinero a un fondo para la universidad. Establece o agrega dinero a un fondo para la universidad. Incluso si tus hijos son pequeños, aquellas facturas de matrícula universitaria llegarán antes de que te des cuenta, y es probable que sean más grandes de lo que esperabas. Busca un plan de ahorros para la educación y prepárate con antelación para la educación de tu hijo.
  5. Invierte el dinero. Contempla poner el dinero de tu reembolso a trabajar para ti. 
  6. Mejora la eficiencia. Invertir en mejoras en la vivienda puede valer la pena, reduciendo la cantidad del pago de la luz. Por ejemplo, reemplazar un refrigerador viejo con uno nuevo que tiene calificación ENERGY STAR® puede ahorrarte entre $200 y $1,100 a lo largo de la vida útil del electrodoméstico. Algunas actualizaciones energéticamente eficientes también pueden ayudarte a obtener un descuento de tu compañía de servicios públicos.
  7. Aumenta tu seguro de vida. Si hace buen rato ya que no revisas a tu cobertura de seguro, es posible que encuentres que no cuentas con seguro suficiente. Tu agente de State Farm® puede ayudarte a determinar el nivel de cobertura adecuado para ti.
  8. Invierte en ti mismo. ¿Has pospuesto la educación continua porque no tenías los fondos? Tu reembolso podría aportar un buen comienzo para pagar la matrícula. (Aún mejor: ¡Conseguir una certificación superior podría llevar a un aumento o ascenso!) También podrías hacer una inversión en tu salud: Contrata a un entrenador personal, actualiza los equipos para hacer ejercicio en casa o únete a un gimnasio.
  9. Sé generoso. Busca una causa u organización en la que creas firmemente y dona una parte de tu reembolso a ella. La contribución que haces, sumada a otras, podría tener un impacto más grande de lo que creas.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no apoya ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

Ni State Farm® ni sus agentes proveen asesoría fiscal o legal.