Cuatro tipos de ahorros

una serie de artículos relacionados con finanzas.

Cuatro tipos de ahorros

Un hombre con su hija sentada en sus piernas en la mesa de la cocina trabajando en su computadora portátil, manejando los ahorros de su familia.

Ahorros. Soy terrible para ahorrar.

¿Sabes esa sensación que tienes cuando es día de pago (¡qué bueno!) y ves todo ese dinero a tu nombre? ¡Imagínate tener ese sentimiento cada día al ver tu cuenta de ahorros! Estamos hablando acerca de mantener dinero en el banco para que puedas disponer de él cuando lo necesites. Aquí hay cuatro tipos de ahorros realmente útiles.

El fondo de emergencia.

Éste es tu fondo "No tocar". Es el primer tipo de ahorro que quieres establecer. Es como un extintor de incendios. Surge algo inesperado y te cuesta dinero. Usas tu fondo de emergencia para resolverlo. ¿De qué tipo de cosas estamos hablando? Pérdida de empleo. Emergencia médica. Reparación de vivienda. Reparación de carro. Cualquier otra cosa se sale del límite. Y, lo siento, esa ganga genial e increíble no es realmente una emergencia.

Sin fondo de emergencia + tarjeta de crédito = deuda. Para prevenir esto es para lo que se diseña un fondo de emergencia. Puedes usar esta calculadora para ver cuánto ahorrar para un fondo de emergencia.

El fondo "Puedo tocar"

Éste es para cosas que sabes que van a pasar, pero no todos los meses. Regalos, viajes, citas con el salón de belleza o la peluquería, ese tipo de cosas. Calcula lo que viene y separa algo de dinero para pagarlos. Luego, cuando lleguen, no tienes que arruinar tu presupuesto mensual para pagar por ellos. El dinero ya está ahí, esperando. Puedes poner tu dinero en una cuenta de ahorros o incluso en sobres. Lo que sea más fácil para ti. Únicamente asegúrate de no combinar tu fondo "Puedo tocar" con tu "fondo de emergencia" porque ése es tu dinero de "No tocar".

Fondo de "Sé lo que quiero, sólo necesito pagar por eso".

Este tipo de ahorros es para una meta o compra específica. Cosas como un carro, un viaje o una boda. Éstos no son realmente parte de tus gastos de subsistencia. Son cosas que te gustaría tener. Así que estos ahorros están destinados a ayudarte a obtenerlas. Ahorra ahora para una compra futura específica más adelante. Sólo calcula cuánto costarán tus compras, luego separa un poco de dinero por un tiempo hasta que alcances tu meta.

Ahorros a largo plazo.

Cuando estás ahorrando para cosas como un pago de enganche o la jubilación, querrás pensar en ahorrar de otra manera. Para plazos de tiempo más largos, podrías considerar invertir tu dinero en lugar de ponerlo en una cuenta de ahorros tradicional.

Bueno, lo has hecho. Estás en el buen camino hacia un cimiento financiero firme. (Si comenzaste aquí, asegúrate de revisar los otros temas: establecer-metas, presupuesto, crédito y deuda.) Ahora todo se trata del viaje. Tu viaje. Y recuerda, como dijimos anteriormente, no se trata de la perfección. Sólo se trata de tomar las cosas paso a paso. Y antes de que te des cuenta, estás mucho más cerca de donde quieres estar.