Consejos didácticos para niños sobre dinero

Consejos didácticos para niños sobre dinero

Educar a tus niños sobre el dinero cuando son jóvenes puede ayudarles a desarrollar buenos hábitos financieros. Aquí se indica cómo abordar el tema del crédito con tus hijos.

Comienza de manera sencilla.

Explica qué es el crédito: Pides prestado dinero para pagar algo con la intención de devolver ese dinero dentro de un cierto período de tiempo. En función de cómo devuelvas ese dinero, tu puntuación crediticia se podrá ver afectada. Si no haces pagos, se reduce tu puntuación, es posible que tengas que pagar más y podría impedirte pedir un préstamo en el futuro.

Diles que puede ser una buena idea no pedir mucho dinero prestado, sin embargo no siempre tiene que ser malo; por ejemplo para compras grandes como casa o educación.

Busca oportunidades didácticas.

Tus hijos pueden entender mejor el concepto a través de su aplicación práctica en el mundo real.

  • Mientras compras, paga una compra con efectivo y otra con una tarjeta. Explica que la tarjeta de crédito no es dinero gratis y que tendrás que devolverlo al banco más tarde.
  • Cuando tu hijo te pida un anticipo en su asignación, explica que tendrá que devolverlo para una cierta fecha, tal y como tú lo haces con tu tarjeta de crédito.
  • Si tus hijos quieren un artículo nuevo caro que no puedas permitirte, explica que una tarjeta de crédito no significa que sea más asequible. Si lo cargas a tu tarjeta ahora y luego no puedes pagar la factura, te costará más que el costo original.

Ponlo en práctica.

Usa el banco de mamá y/o papá para ayudar a que tus hijos tengan éxito:

  • Permíteles pedir prestado una cantidad fija de dinero de ti (límite de crédito) y escribe cuándo necesitan devolverlo (fecha de vencimiento).

Si no pagan a tiempo, cóbrales una cuota por pago atrasado y calcula el interés sobre la cantidad que se debe. Es posible que protesten pero serás tú quien les ofrezcas la lección, en lugar de una compañía de crédito que será menos indulgente cuando sean mayores.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no apoya ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda a riesgo del propio usuario, se proporciona sólo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.