Billeteras móviles: Lo que hay que saber

Billeteras móviles: Lo que hay que saber

En nuestras billeteras, la mayoría de nosotros tiene un promedio de tres tarjetas de crédito,[1] unas pocas tarjetas de regalo y cupones, sin mencionar tarjetas de membresía, una licencia de conducir y recibos. Las billeteras móviles —las cuales puedes usar en un teléfono celular inteligente, tableta o reloj inteligente— te permiten almacenar todo esto de manera digital. Ellas te permiten hacer compras, aplicar descuentos y utilizar cupones sin nunca tener que rebuscar en tu billetera de verdad.

A pesar de que sólo el 19% de los consumidores utilizan regularmente el pago móvil,[2] se espera que crezca. Pero como con cualquier producto nuevo, hay algunas cosas que necesitas considerar antes de meterte de lleno.

Las billeteras móviles se refieren a dos tipos de pagos. Las billeteras de proximidad pueden ser usadas en un lugar físico pasando el teléfono sobre un lector. Las billeteras remotas te permiten enviar dinero electrónicamente a alguien más como tus compañeros de cena cuando tienes poco efectivo en el almuerzo.

Presta atención a la seguridad. Las billeteras móviles pueden ser más seguras que las tarjetas de crédito de cinta magnética porque sus datos están codificados. Pero como una tarjeta de crédito o un fajo de efectivo, tu teléfono puede ser robado. Una importante medida de seguridad a adoptar es una verificación de dos pasos donde tienes una contraseña para desbloquear tu teléfono y otra para entrar a la aplicación de billetera móvil.

Asegúrate de tener protección contra fraude. Considera vincular tu billetera móvil a una tarjeta de crédito en lugar de a una tarjeta de débito o que se te cobre a través de tu factura de teléfono. Lo más probable es que obtendrás las mismas protecciones que ofrecen las tarjetas de crédito y te permite disputar cargos fraudulentos.

Aún necesitas efectivo. Aunque la lista de los comercios que aceptan billeteras móviles está creciendo, no es seguro que puedas usarlas en todas partes. Aún deberías llevar una tarjeta de crédito y un poco de efectivo —por si acaso.

 

 

[1] http://www.gallup.com/businessjournal/188984/americans-big-debt-burden-growing-not-evenly-distributed.aspx

[2] https://www.accenture.com/t20161013T024052__w__/us-en/_acnmedia/PDF-34/Accenture-2016-North-America-Consumer-Digital-Payments-Survey.pdf#zoom=50

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.