7 consejos útiles para aquellos nuevos en fitness

7 consejos útiles para aquellos nuevos en fitness

En State Farm queremos fortalecerte en cada etapa de tu vida. Nos hemos asociado con HuffPost para proporcionar guías para todos los que se embarcan en nuevas aventuras de vida. Puedes encontrar este artículo original y más en el HuffPost Life Handbook (Manual de vida de HuffPost), el cual ofrece información, consejos y asesoramiento en todo, desde convertirse en nuevo padre hasta planificar para la vida después de la jubilación.

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana, había un estudiante universitario joven e ingenuo con cara de bebé, que estaba involucrándose vigorosamente para estar en forma. En lugar de enfocarme en el ABC de la mercadotecnia, mi enfoque estaba en aprender el ABC para estar en forma.

Con la obsesión de tener el cuerpo de mis sueños, desperdicié años de posibles experiencias y me perdí relaciones valiosas.

Ser principiante para estar en forma puede ser abrumador.

Es fácil encontrarte en un abismo de información interminable. Antes de darte cuenta, tu cerebro está frito y no has ido al gimnasio ni te has comido tu primera comida saludable. Pero antes de ser arrastrado por el torbellino de demasiada información, utiliza estos siete principios a continuación para establecer un cimiento sólido como la roca, para estar en forma.

1. La magia está en tus hábitos y conductas diarias

Es posible que quieras perder 15 libras para finales de año, pero no podrás deshacerte de todas esas libras de un solo batazo. A menudo, entramos en acción esperando un cuadrangular con las bases llenas. Queremos ejecutar una acción y que nuestros problemas se desvanezcan mágicamente.

Lo que haces a diario predice tus resultados, a diferencia de lo que haces ocasionalmente. Perder 15 libras puede ser la meta, pero eso no se convertirá en realidad a menos que te enfoques en realizar los hábitos y las conductas adecuados diariamente. Tu futuro se convierte en tu realidad cuando te mantienes presente en tus acciones.

2. Adopta una mentalidad según el principio 80/20

En el mundo de negocios, el Principio de Pareto ("regla 80/20"), indica que el 20% de tus clientes representa el 80% de tus ventas. Eso significa que el 20% de tu tiempo te conduce al 80% de tus resultados.

En fitness, la "regla 80/20" es tu mejor amiga. En lugar de tratar de implementar cada consejo que te encuentras al poner tu vida de cabeza —solamente selecciona los consejos que te dan los resultados más grandes por tus esfuerzos.

Piensa en cuál es el 20% de tus esfuerzos para estar en forma que te dará el 80% de tus resultados. Este 20% consta de los elementos básicos (dormir, buenas decisiones en cuanto a comida, etc.). Los elementos básicos resistirán la prueba del tiempo. Tu meta es obtener el mayor valor por tus acciones con la menor cantidad de esfuerzo empleado.

3. Hay muchos caminos diferentes para la alimentación saludable

En un momento dado, estaba atiborrándome a diario con pechugas de pollo insípidas mientras tomaba aceite de oliva como si fueran tragos de tequila.

¿Disfruté esto?

No, pero no sabía nada mejor, ya que veía a los profesionales y a los levantadores de pesas extremos hacer esto. Así como hay varias formas de transporte que te pueden llevar del punto A al punto B —tu nutrición funciona de una manera similar. No hay un patrón de nutrición genérico que todos deben seguir. No importa la dieta, todas comienzan con las mismas filosofías fundamentales de comer menos alimentos procesados y más alimentos altos en nutrientes.

Esta filosofía general supone el 90% de la ecuación. El 10% restante es cuando todas las dietas suelen promover sus reglas extrañas y demás. Enfócate en tu 90% y deja que el 10% se filtre como consideres apropiado. Preocúpate por tus elecciones de alimentos (90%), no por el horario de estos (10%). Complacer tu paladar y encajar con tu estilo de vida es la meta más importante de cualquier dieta.

4. Dormir es tu mejor aliado

Si la opción se reduce a una sesión adicional de ejercicio o dormir —dormir se lleva la corona 100% del tiempo. Dormir es el caballo oscuro silencioso que no recibe la atención que se merece.

Falta de sueño tiene la capacidad de afectar nuestras hormonas, humores y antojos —todo lo cual conlleva a subir de peso.

Antes de que planifiques un programa extensivo de ejercicio, asegúrate de planear y comprometerte a un horario para dormir. Los resultados y el progreso ocurren cuando te enfocas en descansar y recuperarte. Intenta dejar de utilizar aparatos electrónicos 90 a 120 minutos antes de ir a la cama, lee un libro (no en un Kindle), haz que tu dormitorio esté lo más oscuro posible, ten sexo o intenta meditar por un mínimo de 10 minutos para ayudar con tu sueño.

5. Encuentra un programa de ejercicios que disfrutes y se acomode a tus metas específicas

Tus amigos podrían amar el Crossfit, el entrenamiento en circuito o levantar pesas, pero si no encuentras nada de placer en esas actividades, entonces haz otra cosa. Es menos posible que te apegues a un régimen por un largo periodo de tiempo si no te gusta realizar esa actividad en lo absoluto. La voluntad es finita y eventualmente te abandona.

Al principio, experimenta varias formas de hacer ejercicio hasta que encuentres algo que disfrutes y que a la misma vez sea de beneficio para tus metas.

6. Está bien (y hasta se te anima) a que no intentes un 100% de complacencia con respecto a tu nutrición

Es una cosa decir "no" a las tentaciones de alimentos solo por el propósito de mantenerte comprometido, pero es otra cosa nunca salir con tus amigos debido a sentimientos de culpa por arruinar tu dieta. Comprometerte a estar en forma no significa convertirte en un prisionero de tu propia dieta.

En el esquema grande de las cosas, una rebanada de pastel o un par de copas de vino no arruinarán el gran cúmulo de trabajo compuesto por hábitos saludables diarios.

Somos humanos con pulso, no robots que ocasionalmente necesitan WD-40.

7. Tu cuerpo no determina tu autoestima

Antes me comparaba a las portadas de revistas, a atletas y modelos de fitness. Me dije a mismo que no sería suficientemente bueno hasta que no estuviera al nivel de ellos.

Cuando uno se compara, solamente vemos lo que los otros tienen que nosotros queremos, no lo que les hace falta. Nuestra autoestima no está ligada al tamaño de nuestros bíceps, al abdomen musculoso, al tamaño del vestido, a las piernas tonificadas o a cualquier otra medida externa que exista.

Una apariencia saludable siempre es valiosa, pero nunca entregues tu tarjeta de autoestima a nadie, ni permitas que ningún número determine tu valor.

Encuentra más recursos para todas las etapas de la vida en State Farm, como consejos sobre soluciones livianas de temporada para ayudarte en invierno y encontrar el seguro de salud correcto para mantener hábitos saludables.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no apoya ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda a riesgo del propio usuario, se proporciona sólo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.