Cómo empezar la reconstrucción de crédito

Todo se trata de construir buenos hábitos de uso de crédito hoy para reconstruir tu crédito para el futuro.

puedes reconstruir el crédito. Aquí tienes por dónde comenzar:

Todo se trata de construir buenos hábitos de uso de crédito hoy para reconstruir tu crédito para el futuro.

Si sientes que tu pasado escabroso de crédito está impidiendo que alguna vez puedas obtener un préstamo para la vivienda soñada o un carro nuevo, no estás solo. Aprender cómo reconstruir tu crédito no tiene que ser duro o confuso. Reconstruir tu crédito es una ciencia, más que un arte. Hay pasos que puedes tomar hoy para comenzar a escalar de nuevo hacia la cima de la montaña de crédito.

Piensa en el crédito como una libreta de calificaciones de un adulto. Igual que en la escuela, quieres tener una buena calificación. Tu puntuación crediticia es tuya y solo tuya, y se queda contigo a largo plazo. Así que es una buena idea el dar el primer paso lo más pronto posible para administrarla, no importa por dónde estés empezando. Dar pasos para comenzar hoy te pondrá en el camino correcto rumbo al progreso, cuanto antes.

Si estás en la etapa de reconstrucción, probablemente tomará algún tiempo, lo cual es normal. Lamentablemente, no hay una solución (o compañía) mágica que pueda arreglar tu crédito durante la noche, pero hay pasos que puedes dar ahora que te ayudarán a tomar impulso hacia el progreso.

Con consistencia, persistencia y sin perder de vista el premio, puedes progresar dándole forma a tu crédito, así que, idealmente, podrás obtener un préstamo en el futuro, y con la mejor tasa de interés posible.

Prueba esto para comenzar a reconstruir

  1. Asegúrate de que estás pagando al menos los pagos mínimos a tiempo en todas tus deudas.
    Este es el factor más importante que afecta tu puntuación crediticia. Impacta al 35% de tu calificación (aquí tienes un desglose de los factores que determinan tu calificación). Esto muestra a las instituciones financieras que estás siendo responsable con tu crédito. Incluso si has tenido algunos deslices en el pasado, esto muestra a los prestamistas que te has reencaminado.
  2. Obtén tu informe crediticio para comprobar la precisión.
    Si tu puntuación crediticia es tu "Promedio General de Calificaciones (GPA, por sus siglas en inglés) final en la escuela", entonces tu informe crediticio es el expediente académico de todas tus clases. Querrás estar seguro de que todo esté correcto en el informe. Si lo necesitas, hay instrucciones incluidas en tu informe crediticio acerca de cómo disputar cualquier información falsa. Esto es importante porque toda la información en el informe determina tu puntuación. Eliminar información incorrecta podría causar una subida rápida de la puntuación.
  3. Elabora un plan acerca de cómo arreglar tu crédito.
    Hay cinco factores que impactan tu puntuación crediticia. Cómo se relacionan estos con tus decisiones financieras diarias es importante para entender qué acciones puedes tomar para comenzar a reconstruir tu crédito. Mira tu informe crediticio y señala dónde sucedió tu contratiempo por primera vez: ¿saldos altos de tarjetas, fallo en pagos, demasiadas cuentas abiertas? Convierte el conocimiento de lo que sucedió en el pasado en mejores acciones hoy, y comienza a tomar decisiones que construirán ese impulso hacia arriba en la montaña de tu crédito.

¿Y ahora qué?

Echa un vistazo a la web Annual Credit Report para obtener una copia gratis de tu informe. Además, hay varios recursos en línea que te proporcionarán tu puntuación gratis.

El trámite puede ser intimidatorio al comienzo, pero, igual que quitarse un apósito, a menudo la peor parte es simplemente hacerlo. Una vez que hayas revisado la información, serás capaz de establecer el nivel en el que te encuentras hoy, crear una estrategia y, con el tiempo, regresar a la cima de la montaña de crédito.

¿Qué es el Financial Friday?

Financial Friday (Viernes Financiero) es una serie dedicada a la educación financiera y a consejos prácticos con la misión de inspirarte a avanzar hacia tu bienestar financiero. Suscríbete a Next Door® para recibir los artículos del Financial Friday en tu bandeja de entrada.

Suscríbete a Next Door®

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.


Obtén una cotización

Selecciona para comenzar una cotización.


Localiza a un agente cerca de ti


 


Contáctanos

844-373-0003 844-373-0003

También importante

5 etapas en la compra de una vivienda

5 etapas en la compra de una vivienda

Saber lo que te espera puede ayudar a que te sientas preparado y confiado cuando llegue el momento apropiado para comprar una vivienda.

Jerga financiera simplificada: Conceptos básicos de seguros

Jerga financiera simplificada: Conceptos básicos de seguros

Hacer un poco de tarea para entender la jerga importante te puede ayudar a navegar el seguro con confianza.

Artículos relacionados

Reaching Your Financial Goals

Reaching Your Financial Goals

Those goals don’t have to be lofty or complicated. “Keep them simple and attainable” is the message here.

Calcula cuánto tiempo se necesitará para saldar una línea de crédito

Calcula cuánto tiempo se necesitará para saldar una línea de crédito

También puedes determinar qué cantidad de tu préstamo puedes saldar en un periodo de tiempo dado.

Personas de verdad, dinero de verdad

A menudo, preguntas, problemas y tropiezos relacionados con el dinero y los presupuestos son medidos por un solo reto a la vez: ahorrar para una vivienda, saldar la deuda de una tarjeta de crédito, o incluso establecer un fondo de emergencia.