Perros bombero en acción

Perros bombero en acción

Investigator walking through a burnt structure with an arson dog.

Conoce a Kai. La perra de refugio convertida en héroe está especialmente entrenada para oler los incendios provocados.

Pero ella no es la única experta de cuatro patas en incendios provocados del orden público. Kai es actualmente parte de 77 equipos activos por todo los Estados Unidos y Canada y uno de cientos de perros entrenados para llevar a cabo el importante trabajo como parte del programa de perros para la investigación de incendios provocados de State Farm®. Además de identificar la causa de los incendios en las viviendas y en los negocios, los perros para la investigación de incendios provocados como Kai ayudan en los casos criminales que no han sido solucionados, incluyendo descubrir evidencias de homicidio.

Una segunda oportunidad

El labrador es uno de docenas de perros para la investigación de incendios provocados que son rescatados de los refugios con un poco de suerte, un sentido superior del olfato y un programa único de State Farm. Como otros perros para la investigación de incendios provocados, Kai, de tres años, previamente llamada Ellie, comenzó cuando se le dio la tarea de excavar para encontrar una pelota de tenis en Humane Society of Central Illinois. En el caso de Kai, demostrar su talento a un voluntario del equipo de servicios del cuidado de animales del refugio (quien era también empleado de State Farm) fue el boleto ganador para ser parte del programa de perros para la investigación de incendios provocados de State Farm. “Muchos de estos perros son descartados”, dice Heather Paul, coordinadora del programa de perros para la investigación de incendios provocados de State Farm.

Cambiando vidas

Desde que el programa de perros para la investigación de incendios provocados de State Farm comenzó hace 25 años, más de 350 equipos de guías caninos han completado el entrenamiento. Los perros llevan a cabo una serie de ejercicios en los cuales reciben recompensas por encontrar un olor específico. Finalmente, son entrenados para la detección de hidrocarburos derivados del petróleo conocidos como acelerantes, los cuales pueden crear rápidamente llamas peligrosas.

“En muchas comunidades con equipos de perros para la investigación de incendios provocados, el número de incendios provocados ha disminuido en más de un 50 por ciento porque los incendiarios se dan cuenta de que no se pueden salir con la suya en cuanto a este delito”, dice Paul. (Los perros en el programa son labradores o mezcla de labrador debido a la habilidad superior de esta raza para oler sustancias que no son detectadas por los humanos).

Superestrellas caninas

La mayoría de los perros para la investigación de incendios provocados pasan de cinco a diez años en un equipo en un departamento de bomberos o de policía. Desde que se unió al departamento de bomberos en 2010, Kai es una estrella en sí misma y ha trabajado en más de 200 investigaciones relacionadas con incendios. En esta ocasión, el compañero de Kai es el investigador de incendios provocados Justin Davis, un veterano con 21 años de experiencia del Departamento de Bomberos de San Antonio.

Fuera de las horas de trabajo, Kai y otros perros para la investigación de incendios provocados son parte de la familia y son tratados como cualquier otra mascota (distinto a los perros policía, que a menudo viven en sus perreras después de sus turnos de trabajo). Para Kai esto significa vivir con Davis y su esposa, Gina, junto a sus hijos Kaitlyn y Garrett en el centro de Texas. “Si Kai está enferma, yo me preocupo por ella. Igual que me preocupo por mis hijos”, admite. “Es casi como adoptar un niño”.

Para los humanos que trabajan con perros para la investigación de incendios provocados, incluyendo a Davis, también hay beneficios escondidos. Kai y Davis son invitados a todo, desde eventos en la alfombra roja a finales de campeonato de la NBA, cuenta: “Todos conocen el nombre de Kai; yo solo soy el tipo que sujeta la correa”.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.