Pasar al contenido principal

Comienzo del contenido principal

Perros bomberos para la investigación de incendios provocados en acción

Recordando a Kai, la perra de refugio que se convirtió en héroe.

Investigator walking through a burnt structure with an arson dog.

Existen armas secretas en la lucha contra los delitos por incendios provocados y tienen cuatro patas y unas súper narices. Los canes de detección acelerada, comúnmente llamados perros para la investigación de incendios provocados, son perros entrenados para hacer cumplir la ley que se usan para olfatear evidencias en escenas de incendios. Estos héroes caninos trabajan junto a su entrenador humano, identificando la causa de los incendios domésticos o comerciales, ayudando en los casos criminales que no han sido solucionados y descubriendo posible evidencia en casos de homicidio.

K9 Kai y el investigador de incendios provocados, Justin Davis, fueron uno de esos equipos. Investigaron incendios en el área de San Antonio por casi una década. Kai y Davis fueron entrenados a través del programa de perros para la investigación de incendios provocados de State Farm®.

Una segunda oportunidad

Como otros canes del programa de perros para la investigación de incendios provocados de State Farm, Kai tenía una gran motivación. Se le rescató de la calle en McLean County Animal Control en Illinois, pero su gran energía le dificultaría encontrar un hogar para siempre. Claramente necesitaba trabajar y mostrar su comportamiento valiente. A través de un programa de cooperación, se le trasladó a Kai a Humane Society of Central Illinois, donde tendría más espacio. Fue ahí donde un voluntario observó a Kai excavando para encontrar una pelota de tenis. Para Kai, demostrar su talento a un voluntario del refugio (quien era también empleado de State Farm) fue el boleto ganador para ser parte del programa de perros para la investigación de incendios provocados de State Farm. “Muchos de estos perros son descartados”, dice Heather Paul, coordinadora del programa de perros para la investigación de incendios provocados de State Farm. "El programa de perros para la investigación de incendios provocados de State Farm adquiere a todos nuestros canes mediante refugios de animales, programas de rescate de razas o de perros guía que cambian de profesión. Lo único que necesitan es el trabajo adecuado para su alto nivel de energía".

Cambiando vidas

Desde que comenzó el programa de perros para la investigación de incendios provocados de State Farm en 1993, más de 400 equipos (perro y entrenador) han completado el entrenamiento. Los canes y los entrenadores trabajan juntos como un equipo. El entrenador, un bombero o un oficial de policía, le guía al perro para que detecte hidrocarburos derivados del petróleo conocidos como acelerantes, los cuales pueden crear rápidamente llamas peligrosas. La recompensa por encontrar gasolina o combustible es un elogio y un puñado de comida para perros.

“En muchas comunidades con equipos de perros para la investigación de incendios provocados, el número de incendios provocados ha disminuido en más de un 50% porque los incendiarios se dan cuenta de que no se pueden salir con la suya en cuanto a este delito”, explica Paul. Los perros en el programa son labradores, o mezcla de labrador, debido a la habilidad superior de esta raza para oler sustancias que no son detectadas por los humanos.

Superestrellas K-9

La mayoría de los perros para la investigación de incendios provocados pasan de cinco a 10 años en un equipo en un departamento de bomberos o de policía. K9 Kai y Davis no fueron la excepción, ya que investigaron incendios y realizaron demostraciones al público del 2010 al 2019. Fue una estrella en sí misma y ha trabajado en más de 200 investigaciones relacionadas con incendios. Sus logros no pasaron desapercibidos y Kai fue reconocida como El perro investigador de incendios provocados del año en los premios American Humane Hero Dog Awards en el 2014. También apareció en dos libros de National Geographic. Los premios no se le subieron a la cabeza. Ella solo quería encontrar la evidencia y ayudar a resolver un delito de incendio provocado.

En los siguientes años, Kai continuó trabajando por toda el área de San Antonio. Parecía que no iba más despacio, a pesar de que su pelaje gris indicaba su edad avanzada. Se tomó la decisión de que Kai necesitaría eventualmente un reemplazo. Se necesitaría un entrenador especial y un can para integrarse y relevar unas patas de tan alto perfil.

En el 2017, el investigador de incendios provocados de San Antonio, Ryan Press, pasó cuatro semanas en entrenamiento con su pareja, K9 Jenna. Fue el mismo entrenamiento que Davis y K9 Kai habían tenido siete años antes. Después de convertirse en un equipo certificado de perros para la investigación de incendios provocados, Press y K9 Jenna regresaron a San Antonio y comenzaron a investigar incendios. Fuera de las horas de trabajo, Kai, Jenna y otros perros para la investigación de incendios provocados son parte de la familia y son tratados como cualquier otra mascota. Viven en la casa de su entrenador y se jubilan en su casa.

Para los humanos que trabajan con perros para la investigación de incendios provocados también hay beneficios escondidos. Kai y Davis fueron invitados a todo, desde eventos en la alfombra roja hasta finales de campeonato de la NBA. Davis comentó: "Todo el mundo sabía el nombre de Kai, yo solo era el tipo que sujetaba su correa".

A principios de mayo del 2019, K9 Kai terminó su reloj. Su legado se celebró en un servicio conmemorativo organizado por el ayuntamiento de San Antonio. Como reconocimiento a su excelente trabajo y servicio, State Farm hizo una donación de $5,000 en su nombre a City of San Antonio Animal Care Service. La donación fue igualada por Petco Foundation, que también tiene sede en San Antonio. De un refugio de perros a otro, se espera que el espíritu de Kai ayude a guiar a otros perros hacia su hogar para siempre... o a su trabajo para siempre.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.






833-220-3167

También importante

Cómo impedir que los incendios se propaguen en la vivienda

Cómo impedir que los incendios se propaguen en la vivienda

¿Hueles algo raro? Estos consejos de seguridad contra incendios en la vivienda pueden impedir los incendios antes de que comiencen.

Los perros para la investigación de incendios provocados olfatean los hechos de los incendios sospechosos

Los perros para la investigación de incendios provocados olfatean los hechos de los incendios sospechosos

Desde 1993, el programa de State Farm ha entrenado a más de 350 perros de detección de acelerantes y a sus adiestradores.

Artículos relacionados

Consejos de seguridad para prevenir incendios en el hogar

Consejos de seguridad para prevenir incendios en el hogar

Un incendio en tu hogar puede devastar a tu familia y a tu propiedad por igual. Aumenta tu preparación contra incendios con estos consejos básicos de seguridad y prevención contra incendios.

Carro en llamas: qué hacer si te pasa a ti

Carro en llamas: qué hacer si te pasa a ti

Los incendios de carros no suceden con frecuencia pero, cuando ocurren, pueden llegar a ser una emergencia mortal. Aprende qué hacer cuando experimentes un incendio de vehículo.

La seguridad de los cables de extensión: qué hacer y qué evitar

La seguridad de los cables de extensión: qué hacer y qué evitar

No dejes que tus cables de extensión se conviertan en riesgos potenciales de incendio.