7 maneras en que las novias reales pueden ahorrar dinero en su boda

7 maneras en que las novias reales pueden ahorrar dinero en su boda

La frase "hasta que la muerte nos separe" tiene muchas implicaciones —como comprometerte con alguien para siempre, unir cuentas bancarias con esa persona de manera indefinida y entrelazar tu vida con la suya para siempre (ambas partes, la buena y la mala). Pero quizás ninguna implicación es tan extravagante o tan vinculante como el precio actual de tu boda.

De acuerdo con el sitio web de bodas The Knot, el costo promedio en los Estados Unidos ha llegado a un máximo histórico de $30,000.

No hace falta decir que puede ser muy difícil para las parejas mantener su presupuesto cuando están planificando la boda de sus sueños.

Aquí tienes una lista de consejos de novias reales que ahorraron dinero en su gran día.


Cosas que puedes hacer tú mismo

1. Invitaciones y reserva de fechas

Una manera fácil de ahorrar dinero es hacer tus propias invitaciones —o al menos, poner la dirección en los sobres. Para abaratar los costos de papelerías o compañías de papel, evita personalizar las invitaciones de boda y utiliza un servicio como Wedding Paper Divas.

En cuanto a la reserva de fechas, si tienes amistades conocedoras de la tecnología, no dudes en utilizar una opción electrónica como Paperless Post®.

¿El lugar donde se celebra la boda es un destino desconocido para muchos de los invitados? En lugar de enviar las tradicionales tarjetas para reserve de fecha, envía postales del destino donde se va a celebrar la boda. ¡Es una manera única de ahorrar el franqueo!

(Sugerencia útil: ¡No olvides que muchos de tus invitados tienen pareja y/o familiares —lo que quiere decir que no tienes que incluir en tu presupuesto a una persona por invitación!)

2. Centros de mesa y decoraciones

Las flores son parte esencial de las recepciones de bodas —pero pueden ser muy caras. Normalmente, los floristas dan la opción entre arreglos altos y bajos para ser utilizados como centro de mesa. Al seleccionar arreglos bajos pagarás una fracción del costo de los más grandes. Simplemente añade altura a los arreglos de centro de mesa utilizando velas, floreros especiales o frascos de conserva.

Otra manera fácil para ahorrar es reciclar —o reutilizar— los ramos de las damas de honor después de la ceremonia. ¡Preséntalos (de nuevo) como decoración en tu mesa de cena o en el cóctel!

¿Quieres deshacerte de las flores por completo? Aprovecha de tu creatividad interior (o simplemente echa un vistazo a Pinterest). Las parejas aficionadas a la lectura podrían encontrar libros viejos o antiguos atados con cintas o encajes, para crear un centro de mesa único y memorable.

3. Tarjetas de ubicación

Tarjetas de ubicación —sabes, las tarjetas simpáticas que señalan donde se deben sentar los invitados— no necesitan ser de lujo. ¡Después de todo, son etiquetas con nombre agrandadas! Trata de crear por ti misma unas tarjetas de ubicación como estas, con "etiquetas que cuelgan de una cuerda". Escribe a mano los nombres de tus invitados en etiquetas grandes y añade una pinza de ropa que indique el número de su mesa. Para un toque (aún más) personal, intercala fotos del novio y la novia.

Cosas que puedes limitar

4. Invitados

Una de las cosas que puedes hacer para controlar los costos de la boda es invitar a menos personas. Claro, estás tan entusiasmada de casarte que quieres que todos estén —pero, ¿es realmente necesario invitar al compañero de trabajo "buena gente" con quien solo intercambias saludos y nada más? ¿Valorarán los niños de tus amigos la ceremonia?

Aunque hay gastos fijos en las bodas que no puedes controlar, la mayoría de los gastos de la recepción aumentan con el número de invitados. Esto quiere decir que con menos invitados gastarás menos dinero en el lugar, la comida y hasta en las decoraciones.

5. Comida

Si la recepción tiene lugar en la tarde, considera servir aperitivos más fuertes en lugar de una comida completa. Para bodas más grandes verifica el valor de comidas por plato versus cena buffet. El costo variará de acuerdo al lugar pero las opciones más baratas te podrían sorprender —y si investigas podrías ahorrar una cantidad significativa de dinero.

En cuanto a los pasteles, recuerda que muchos de tus invitados ya estarán muy llenos con la cena para aceptar una rebanada. Ordena un pastel pequeño para server un pedazo a tus invitados como muestra y para llena el espacio con un pastel menos costoso.

Cosas que puedes hacer diferente

6. Compra un traje usado o simple

La venta de muestras, eBay, Etsy, Craigslist y tiendas de reventa son el santo grial para encontrar trajes de boda baratos. Mientras que para las novias la búsqueda podría ser más difícil que simplemente visitar una tienda de bodas, ésta valdrá la pena cuando estés jactándote por años de haber gastado menos de $500 en tu vestido de boda.

El truco cuando vas a la caza de una ganga, aparte de emplear tácticas de detective, es que tu vestido sería ya usado. Si no te molesta —¡y no debería!— también puedes buscar una base de datos en línea, como PreownedWeddingDresses.com, para opciones de vestidos usados.

Si no tienes ningún interés emocional en quedarte con tu traje después del gran día (y el historial de derramarte comida encima es escaso), alquilar un traje es otra manera de abaratar el costo. Además, puedes derrochar dinero en tu traje y venderlo luego de la boda para recuperar tu dinero. Hay varios puntos de venta en línea que te pueden ayudar a vender tu traje poco usado.

7. Adopta una nueva tendencia

Brinda a tus invitados una experiencia de boda única que los dejará comentando sobre ese día mucho después de haber reciclado la tarjeta de reserve esta fecha al incorporar una nueva o prometedora tendencia para tu gran día. Reduce el costo de las flores haciendo que cada dama de honor lleve un ramo de una sola flor —o incluso lleva tú misma una sola flor.

Para asegurarte de tener una experiencia musical y de baile inolvidable en tu recepción, abarata los gastos de contratar una banda completa al combinar un DJ con uno o múltiples músicos de tu selección.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y¬†no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.