Tu dinero es tuyo. Accede a él muy fácilmente con una cuenta de cheques

Tu dinero es tuyo. Accede a él muy fácilmente con una cuenta de cheques.

Una cuenta de cheques tradicional es una buena idea porque te ofrece múltiples formas de acceder a tu dinero, con ella podrás:

  • Retirar dinero en cajeros automáticos o sucursales bancarias.
  • Emitir cheques.
  • Usar tarjeta de débito.
  • Operar en la banca en línea.
  • Realizar operaciones/transacciones bancarias en línea.

Lo importante

Los fondos de tu cuenta de cheques son los que destinas para el pago de facturas regulares; como vivienda, comida, servicios básicos, y todos tus gastos mensuales.

Cómo elegir una cuenta de cheques

Para escoger una cuenta de cheques debes tener en cuenta tus hábitos de consumo. Pregúntate:

  • ¿Cuánto dinero mantengo generalmente en mi cuenta de cheques?
  • ¿Cuántos cheques planeo girar al mes?
  • ¿Cuántos viajes al cajero automático hago normalmente?

Mientras más información tengas, más fácil será escoger una cuenta de cheques que se ajuste a tus necesidades con el cargo más bajo posible.

Gratis vs cargos

Aunque las cuentas de cheques son gratis, pueden tener algunas limitaciones. Debes leer su "letra chica" para conocer los límites en, por ejemplo, el giro de cheques y los retiros de cajeros automáticos.

Si te pasas de la cantidad permitida, puede que se te cobre un recargo y esos extras pueden acumularse pudiendo llegar a ser más que el cargo mensual de servicio.

Existen formas para que una cuenta de cheques salga gratis o casi gratis. Algunos bancos no cobran cargo mensual si haces un depósito directo regular en tu cuenta (como tu salario, por ejemplo) o si haces un determinado número de compras con tu tarjeta de débito.

También puedes encontrar cuentas corrientes sin cargo mensual, que devengan intereses si mantienes un saldo mínimo. Eso sí, recuerda que las cuentas corrientes no son cuentas de ahorro. Cuando se trata de requerimientos de saldos altos, deberías analizar si la relación entre el interés que ganas y el cargo mensual que se te bonifica, justifica mantener un saldo tan alto.

Quizás, puede que quieras consultar con un asesor financiero para saber si te conviene invertir tu dinero de otra manera.

Mantenimiento responsable de tu cuenta

Eliminar otros cargos en tu cuenta de cheques puede ser tan fácil como tener buenos hábitos financieros:

  • Cuídate de recargos por fondos insuficientes o sobregiros.
  • Mantén un registro en tu chequera.
  • Monitorea tus transacciones en línea.
  • Revisa el estado de cuenta mensual (el que recibes en papel por correo o en el sitio web de tu banco) para evitar actividad fraudulenta o falsa.
  • Utiliza los cajeros automáticos de la red de tu banco y evita los recargos que te cobran otras redes.