Tu cuenta de ahorros

Tu cuenta de ahorros

Women taking a selfie by car

Tener una cuenta de ahorros puede ser la forma más sencilla de ahorrar dinero, con la tranquilidad de saber que los depósitos de hasta $250,000 están asegurados.

(La "Federal Deposit Insurance Corporation" asegura depósitos en los más de 7,000 bancos y asociaciones de ahorros del país y la "National Credit Union Administration" asegura, contrata y supervisa las cooperativas de ahorros)

Puntos básicos sobre las cuentas de ahorros

Las cuentas de ahorros son líquidas, lo que quiere decir que puedes retirar tu dinero cuando lo necesites. Esto es ideal para ahorros a corto plazo, una compra importante o un fondo de emergencia. Estos son algunos conceptos que deberías conocer:

  • Líquido: dinero disponible para retiro rápido.
  • Fondo de emergencia: dinero disponible en caso de una necesidad o apuro, tal como facturas médicas inesperadas.
  • Transferencia electrónica de fondos: la transferencia de fondos de una cuenta a otra, a través de una computadora.
  • Transferencia bancaria: la transferencia electrónica de fondos de una persona o cuenta a otra.
  • Cámara de Compensación Automatizada (ACH): una red electrónica de transacciones financieras que procesan volúmenes grandes de transacciones.

Tasas de interés

Aunque una cuenta de ahorros líquida te permitirá disponer de tu dinero, es probable que tus intereses no sean tan altos como los de una cuenta de ahorros tradicional. Te recomendamos que busques y compares las tasas y las cuentas de ahorros ofrecidas por las distintas instituciones bancarias. Estos son los puntos más importantes que deberías tener en cuenta:

  • Tasa de rendimiento anual (APY): el interés anual pagado a un depositante.
  • Intereses compuestos: interés calculado sobre la suma del principal original e interés acumulado.

Cargos

Las cuentas de ahorros incluyen cargos mensuales y por transacción, pero podrás evitarlos si eres un ahorrista eficaz:

  • Algunas instituciones no te cobrarán los "cargos mensuales de servicio" si mantienes un saldo mínimo específico o participas en un programa de depósitos automáticos.
  • También puedes ahorrar "cargos por transacción" si eres cuidadoso con tus hábitos bancarios. Por ejemplo, planificando tus retiros del cajero automático cuando tu banco te cobre por exceder una cantidad específica. O evitando usar cajeros pertenecientes a otras entidades.

Estos son dos conceptos con los que te deberías familiarizar:

  • Sobregiro: retirar más dinero del que hay disponible en una cuenta.
  • Protección contra sobregiros: una extensión de crédito o una transferencia automática de fondos desde otra cuenta tuya, usualmente abierta con la misma institución.

Requisitos de saldo

Cuando más alto sea tu saldo mínimo, más intereses vas a recibir. Asegúrate de poder mantenerlo si no quieres pagar cargos mensuales de servicio. Ten en consideración que una cuenta de ahorros no siempre es tu mejor opción. Si manejas cantidades de dinero importantes, te aconsejamos que hables con un experto para establecer un plan de inversión. Si tu objetivo es ahorrar, tu mejor plan será depositar tu dinero y dejarlo quieto. Con intereses compuestos, hasta las pequeñas cantidades de dinero crecerán con el tiempo.