Protege tu dinero e identidad al usar tarjetas financieras y cajeros automáticos (ATM, por sus siglas en inglés)

Protege tu dinero e identidad al usar tarjetas y ATM

Manos de una persona entrando un Número de Identificación Personal (PIN) en un cajero automático
  • Mantén siempre tus tarjetas de crédito y débito en un lugar seguro; nunca dejes tu tarjeta en tu casa o en tu escritorio en el trabajo. Nadie, menos que tú, debería tener acceso a la tarjeta.
  • Si se pierde o te roban tu tarjeta, notifica de inmediato a tu banco. Muchos bancos ofrecen recursos en línea para hacer que sea aún más fácil reportar una tarjeta perdida.
  • Si usas un cheque para pagar tu factura de tarjeta de crédito, incluye solamente los últimos cuatro dígitos del número de cuenta de tu tarjeta en tu cheque de pago.

PIN

  • Mantén tu número de identificación personal (PIN, por sus siglas en inglés) en secreto. Nunca compartas tu PIN, incluso por conveniencia.
  • Cambia tu PIN con regularidad. La mayoría de los bancos te permiten cambiar fácilmente tu PIN en línea o por teléfono.
  • Si tienes que escribir tu PIN, no lo lleves en tu billetera, cartera ni en la misma tarjeta.
  • Cuando selecciones un PIN, evita números y letras que puedan ser identificados con facilidad o que puedan asociarse contigo. No uses tus iniciales, fecha de nacimiento, número de teléfono ni ninguna parte del número de tarjeta.
  • Cuando uses un ATM, no permitas que otros vean tu PIN, el tipo de transacción que estás realizando ni cuánto dinero estás retirando.

Transacciones de ATM

  • Sospecha de las personas que tratan de ayudarte con tus transacciones de ATM. Si sientes que es peligroso, o sientes que algo anda mal, vete de ahí. Por lo general, no es muy difícil encontrar otro ATM.
  • Siempre ten todo listo para realizar tu transacción. Ten tu tarjeta a la mano cuando te acerques al ATM. Esto te ayudará a evitar perder tiempo hurgando en tu bolso o en tu billetera.
  • No uses un ATM que se vea distinto a lo habitual o que te da opciones con las cuales no estés familiarizado o no te sientas cómodo. Algunos estafadores en realidad plantan ATM no registrados para recolectar números de tarjeta y PIN.
  • Evita realizar retiros grandes de dinero en efectivo.
  • No cuentes ni muestres ningún dinero hayas recibido del ATM.
  • Lleva todos los recibos contigo.