Información importante sobre las cuotas de las tarjetas bancarias

Información importante sobre las cuotas de las tarjetas bancarias

Mujer y hombre con papeles y una computadora portátil

Las cuotas de la tarjeta bancaria varían de cuenta a cuenta. Antes de abrir una, es importante entender qué cuotas podrías esperar. Aquí hay algunas a considerar:

  1. Transacciones en el Cajero Automático (ATM, por sus siglas en inglés). Si usas un ATM fuera de la red de tu banco, es posible que te carguen unos cuantos dólares por transacción. Intenta localizar un ATM de tu banco o una máquina sin recargos. Si planeas viajar, retira dinero en efectivo en tu banco con anticipación.
  2. Saldo mínimo bajo. Algunas cuentas requieren que mantengas una cierta cantidad. Si bajas de esa cantidad —aunque sea temporalmente— podrían hacerte un cargo. Evita esto manteniendo suficientes fondos en tu cuenta, o cambia a una cuenta que no requiera un saldo mínimo.
  3. Inactividad en la cuenta. Las cuentas inactivas a veces están sujetas a cuotas. Si no usas la cuenta a menudo, mueve tus fondos a una con menos restricciones. O evita la cuota programando una transacción mensual regular para mantenerla activa.
  4. Cuotas por cierre. Si cierras una cuenta, tu banco podría cargarte una cuota. Pregunta si el banco la puede eximir, especialmente si abres una nueva cuenta con la misma institución.[1]
  5. Transacciones con la tarjeta de débito. Las tarjetas de débito a veces imponen una cuota en cada transacción. Revisa cuidadosamente tus estados de cuenta y determina si puedes pagar algún gasto de diferente manera.[2]
  6. Transacciones en el extranjero. Comprueba si tu tarjeta carga una cuota por cada transacción que hagas en el extranjero. (Esto podría incluir una compra en línea de una compañía con base en el extranjero). De ser así, considera usar una tarjeta de crédito sin cuotas por transacciones en el extranjero, o usa dinero en efectivo o cheques de viajero.[3]
  7. Estados de cuenta impresos. Algunos bancos pueden hacer un cargo si pides estados de cuenta impresos en lugar de recibirlos por correo electrónico.[4]

 

[1] https://bmpowered.bankmobile.com/watch-out-for-these-seven-sneaky-bank-fees/

[2] http://www.investopedia.com/articles/pf/07/bank_fees.asp

[3] http://www.aol.com/article/2015/07/15/financial-fees-you-should-never-pay/21209194/

[4] https://bmpowered.bankmobile.com/watch-out-for-these-seven-sneaky-bank-fees/

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no apoya ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda a riesgo del propio usuario, se proporciona sólo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.