Cómo ahorrar para pagar las vacaciones de tus sueños

Comenzar a ahorrar hoy puede hacer realidad las vacaciones de tus sueños antes de lo esperado.

Comienza a ahorrar hoy para hacer realidad las vacaciones de tus sueños.

Playas relajantes, montañas asombrosas o un museo europeo. ¿Te pasas el día soñando despierto sobre todos los lugares donde te gustaría ir? A veces resulta una tarea complicada ponerse en serio con la lista de cosas por hacer antes de morir, y conseguir que ese viaje de ensueño tenga lugar. Los gastos inesperados, derroches espontáneos y ese hábito de comer fuera diariamente harán que te preguntes cómo puedes ahorrar dinero.  No importa lo que te separe del viaje de tu vida, puedes comenzar a hacerlo realidad hoy mismo con un plan de ahorro. Ser financieramente inteligente no es solo saber hacer planes de jubilación y juntar fondos de emergencia. Tiene que ver también con encontrar la forma de hacer realidad esa aventura que tanto deseas. Así es como lo puedes hacer. 

Márcate una meta con la fecha o la cantidad necesaria, y de esa forma estructura tu plan de ahorros empezando por el final.

  • Digamos que necesitas $1,000 para esas vacaciones en Miami Beach, comienza a ahorrar una cantidad fija cada mes hasta que alcances tu meta. 
  • O si ya sabes que quieres viajar en unos 9 meses, intenta ahorrar un poco cada mes hasta que llegues a esa fecha y luego piensa hasta dónde te llega lo que tienes en tu alcancía.

Ésta es la razón

Establecer una meta con la cantidad o la fecha es una manera simple de encaminarte hacia unas muy merecidas vacaciones de descanso y relajación, y ayuda a que tu sueño se haga realidad, al menos en cuanto al presupuesto. Al tener un plan de ahorros y una estructura que funcione para ti (echa un vistazo a la tabla que aparece más adelante), podrás ver cómo crecen tus ahorros y tener una imagen más clara de cómo se va haciendo realidad ese sueño tan excitante. Entusiasmarse con hacer realidad un sueño puede ser una motivación importante para gastar el dinero con cabeza. 

Mientras crecen tus ahorros, empezarás a tener una idea más clara de lo que puedes hacer con tu dinero y cuánto puede rendirte. En lugar de usar unos dólares todas las mañanas para comprarte uno de esos caros cafés mocha bien fríos, te podrías imaginar a ti mismo colgado de una tirolesa. En vez de comprarte el capricho de turno, podrías soñar con adquirir boletos para ver una película extranjera... en un país extranjero. Los planes de ahorro funcionan porque ofrecen el marco en el que encajan las metas que te creaste, así que las metas a largo plazo pueden comenzar a tener mayor peso que las tentaciones del momento. 

Intenta esto


  1. Ponle precio a cada parte de tus viajes para calcular cuánto debes ahorrar.
    Ésta es la parte divertida: investiga cómo llegar a donde quieres ir, dónde quedarte, dónde comer, cómo te desplazarás de un lugar a otro y cuánto dinero extra quieres llevar en el bolsillo.  Haz un cálculo aproximado de estos costos y... ¡zas!, ahí tienes la cantidad que debes marcarte como objetivo. Ahora, a trabajar...
  2. Descubre qué pequeños cambios puedes hacer en tu presupuesto diario. 
    Por ejemplo, si ya has calculado que tienes $75 extra cada semana, invita a tus amigos a cenar en casa en lugar de comer fuera y pon esos fondos ahorrados directamente en tu cuenta de vacaciones. Cuando ya sepas cuánto necesitas, y para cuándo lo quieres, puedes asignar a dónde irá ese dinero de una forma más deliberada, pensando especialmente en esas puestas de sol en una isla.
  3. Ahorra automáticamente por medio de una transferencia o de un depósito directo.
    Programa una transferencia automática a través de tu empleo o banco para ahorrar una cantidad fija o un porcentaje de dinero antes de que tan siquiera llegue a tu cartera. Tendrás menos tentaciones de gastarlo si lo guardas.
  4. Abre una cuenta aparte para vacaciones y viajes.
    Es fácil abrir una cuenta de banco adicional, las cuales muchas veces tienen incentivos. Y con transferencias automáticas puedes ver cómo crecen tus ahorros como por arte de magia. Además, te vas a sentir como un magnate con una cuenta de banco adicional. Hasta puedes considerar abrirla con una institución diferente a la de tu cuenta de cheques, y así hacer más difícil el acceso cuando surjan situaciones que te puedan arruinar el presupuesto. 

¿Y ahora qué?

Gastar y ahorrar solo consiste en encontrar un sistema que funcione para ti. Pero lo que es cierto para todos es que cuanto antes comiences a ahorrar, antes podrás hacer que tu sueño se convierta en realidad. Ya sabemos que la idea de unas vacaciones de ensueño puede parecer lejana. Pero no lo es... si empiezas hoy mismo, estarás más cerca que nunca de vivir la experiencia de tu vida. Soñar con viajar no tiene por qué ser solamente un sueño.  Con un simple plan de ahorros que puedes comenzar hoy mismo, puedes hacerlo realidad en este momento. 


Obtén una cotización

Selecciona para comenzar una cotización.


Localiza a un agente cerca de ti


 


Contáctanos

844-373-0003 844-373-0003

También importante

Preparándote para una verificación de crédito para un apartamento

Antes de que el arrendador solicite tu informe crediticio, revísalo en busca de errores potenciales o reportes de deudas que puedes pagar para mejorar tu puntuación.

Guía para saldar los préstamos estudiantiles

Descubre maneras de cómo hacer los pagos de los préstamos estudiantiles más manejables.

Artículos relacionados

Tengan la conversación de finanzas (tan temida)

Se trata de encontrar una manera de administrar el dinero que funcione para los dos, juntos.

Aprovecha al máximo la contribución equivalente de una compañía a una cuenta de ahorros para la jubilación

Aprovecha al máximo la contribución equivalente de una compañía a una cuenta de ahorros para la jubilación

No extrañarás pagar el interés de la tarjeta de crédito

No extrañarás pagar el interés de la tarjeta de crédito