Pasar al contenido principal

Comienzo del contenido principal

Cómo encontrar el mejor producto bancario para tus metas

Desde ahorrar más hasta administrar una deuda, existe una cuenta bancaria o producto que pueden ayudar.

Revisa tu buzón de correo. Probablemente encontrarás al menos un folleto de un banco, tratando de que abras una cuenta, que pongas tu dinero en un certificado de depósito, que solicites una tarjeta de crédito o que solicites un préstamo. Pero ¿qué productos bancarios tienen sentido para ti?

La respuesta depende de lo que quieras hacer con tu dinero. Sigue estos consejos para no distraer tu atención con tantas posibilidades y encontrar los productos bancarios que se ajusten a tus metas y te ayuden a estar en control de tus finanzas.

Tu objetivo: Administrar los gastos de rutina

Producto: Cuenta de cheques

Si ya tienes una cuenta bancaria, es probable que ya dispongas de una cuenta de cheques. Antes de abrir una nueva cuenta bancaria, pregunta acerca de las opciones sin cargos mensuales, sin saldos mínimos y que tengan una red extensa de Cajeros Automáticos (ATM, por sus siglas en inglés).  

Tu objetivo: Crear un fondo de emergencia

Producto: Cuenta de ahorros

La sabiduría convencional dice que deberías acumular de tres a seis meses de gastos de subsistencia, en caso de que pierdas tu trabajo o se te presente una emergencia médica. Las preguntas que debes hacer cuando al abrir una cuenta de ahorros incluyen, qué tasa de interés devengará tu dinero, cuotas o multas y características convenientes como transferencias y manejo de la cuenta en línea y el pago automático de cargos.  

Tu objetivo: Mejora tu puntuación crediticia

Producto: Tarjeta de crédito

Si pagas tu saldo cada mes, una tarjeta de crédito puede ser una forma fácil de construir tu historial crediticio —y tal vez obtener un pequeño reembolso en efectivo u otras recompensas en el camino—. Si crees que ocasionalmente dejarás un saldo por pagar, es importante que encuentres una tarjeta con una tasa de interés baja. De otra forma, tiene sentido buscar beneficios que se ajusten a tu estilo de vida, tales como seguro para viajes, compras protegidas o devolución de dinero extra al comprar víveres.

Tu objetivo: Ahorrar para un pago inicial

Producto: Certificado de Depósito (CD, por sus siglas en inglés)

Un CD típicamente paga un poco más en intereses que una cuenta de ahorros. En intercambio, accedes a mantener tu dinero guardado por un plazo fijo (comúnmente entre tres meses y cinco años). Si sabes que quieres comprar una vivienda en tres años, puedes invertir tu dinero en un CD a tres años ahora, seguido de un CD a dos años el próximo año y de un CD a un año, el año después. Cuando todos los CD lleguen a su vencimiento, tendrás una cantidad acumulada para hacer el primer pago de una vivienda.

Tu objetivo: Hacer una compra importante

Producto: Préstamo

Cuando es momento de comprar un nuevo vehículo o una nueva vivienda, la mayoría de la gente requiere obtener un préstamo. Los préstamos personales o los préstamos sobre el valor neto de la vivienda también pueden ser útiles para financiar un proyecto de grandes proporciones, tal como la renovación de una vivienda. Cuando se trate de préstamos para vehículos, comienza revisando las tasas de interés y los términos, antes de siquiera visitar a un concesionario. Encontrar una tasa competitiva puede ayudarte a negociar más estratégicamente antes de comprar un vehículo. Adicionalmente, ten cuidado de cualquier detalle oculto, como los cargos por amortización anticipada de la deuda.          

Tu objetivo: Banca móvil

Producto: Aplicaciones

Pide una demostración de cualquier aplicación relacionada con servicios bancarios, para que puedas determinar si satisface tus necesidades tecnológicas. Estas pueden incluir el depósito electrónico de cheques o la capacidad para transferir dinero entre bancos o diferentes cuentas.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas). Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. State Farm no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales, las instrucciones ni la información provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado o de afectar la cobertura bajo cualquier póliza de seguro aplicable. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.






833-220-3167

También importante

Aquí tienes algunos artículos adicionales que también pueden ser importantes para ti.  Así que deberías revisarlos.

Tipos de cuentas de ahorros y sus diferencias

Tipos de cuentas de ahorros y sus diferencias

Cómo encontrar los tipos de cuentas de ahorros que te ayuden a alcanzar tus metas financieras.

Cómo usar una cuenta de cheques

Cómo usar una cuenta de cheques

Ya sea que sea tu primera vez o que necesites un repaso, aprende cómo usar una cuenta de cheques, incluyendo escribir y depositar un cheque.

Artículos relacionados

Aquí tienes algunos artículos adicionales que te podrían interesar.

Cuándo tiene sentido un préstamo

Cuándo tiene sentido un préstamo

Lee ejemplos de endeudamiento bueno y malo, para que puedas usar el crédito para ayudar a tus finanzas.

Información importante sobre cuotas bancarias

Información importante sobre cuotas bancarias

Antes de obtener una nueva tarjeta de débito, comprende todos los cargos que podrías tener. Los bancos podrían cobrar cargos por transacciones, inactividad y estados de cuenta.

Es tu dinero: ten acceso a él fácilmente con una cuenta de cheques

Es tu dinero: ten acceso a él fácilmente con una cuenta de cheques

Las cuentas de cheques pueden ser la mejor manera de mantener tu dinero accesible. También te ofrecen opciones para que tengas acceso a tus fondos por Cajero Automático (ATM por sus siglas en inglés) o tarjeta de débito.