Pasar al contenido principal

Start of main content

¡Todos a bordo! ¿Conoces estas reglas náuticas de la ruta?

Ya sea que estés pescando o navegando, es muy importante conocer los requisitos de navegación segura.

Aquellos de nosotros que tenemos la suerte de ser propietarios de una embarcación probablemente no pasamos la mayoría de nuestro tiempo en el agua. La falta general de familiaridad y experiencia es la razón por la cual cuando te decides a salir en tu embarcación —ya sea para pescar, nadar, esquiar en el agua o solo pasear— es muy importante familiarizarte con las reglas, requisitos y recomendaciones de la navegación segura.

Los siguientes consejos y guías se recopilaron de organizaciones estatales y nacionales de navegación segura, incluyendo la Guardia Costera de los Estados Unidos.

El consejo más fácil de seguir para la navegación segura: ponte un chaleco salvavidas

Las estadísticas muestran que la mayoría de las víctimas mortales no llevaban puesto un Dispositivo de Flotación Personal (PFD, por sus siglas en inglés) y que 9 de 10 de las muertes ocurridas en el agua pudieron ser prevenidas con un PFD. Un chaleco salvavidas debe estar disponible para cada persona a bordo y debe tenerlo puesto o almacenado adecuadamente. Los chalecos deben quedar bien ajustados y ser del tamaño apropiado —recuerda que los chalecos para adultos no funcionarán para los niños—. Verifica las leyes de PFD en tu estado y comprueba filtraciones y flotabilidad de tus chalecos una vez al año.

Otros consejos con potencial para salvar vidas

  • Vístete para la temperatura del agua, no para la temperatura del aire. Los cazadores y los pescadores que navegan durante los meses más fríos del año deben recordar que el agua fría puede matar.
  • Si no sabes nadar, toma lecciones. Aún unas pocas lecciones rudimentarias pueden algún día hacer la diferencia entre vivir y ahogarte.
  • Si tu embarcación se vuelca, quédate junto a este. No solo te proporcionará ayuda de flotación, sino que le resultará más fácil a los rescatistas encontrarte.

Mantén la mente clara

Mantente atento al monóxido de carbono. Todos los motores de combustión interna producen monóxido de carbono, un gas tóxico, sin olor y sin color. Una cabina con poca ventilación, escapes bloqueados y un equipo con fallas puede contribuir al problema, pero las emisiones de monóxido de carbono también pueden afectar la plataforma de natación de la embarcación y otras áreas cercanas al motor. Sé especialmente cuidadoso cuando te muevas lentamente, estés detenido por largo rato o varado y cuando estés cerca de las emisiones del motor de otra embarcación. Instala detectores de monóxido de carbono en tu embarcación y mantente atento a los primeros síntomas de intoxicación por monóxido de carbono, como dolores de cabeza, náuseas, debilidad e irritación en los ojos —eso significa estar atento a síntomas que podrían inicialmente parecer un simple mareo o intoxicación—.

Hablando de intoxicación, no bebas y navegues. El consumo de alcohol está ligado a una tercera parte de todas las muertes en la navegación recreativa, de acuerdo con la Guardia Costera de los Estados Unidos. Navegar Bajo la Influencia de Sustancias Intoxicantes (BUI o BWI, por sus siglas en inglés) es un delito tan grave como lo es manejar intoxicado. Además, los efectos físicos nocivos de la bebida mientras se está navegando pueden ser más severos —el movimiento, el ruido, el sol, el viento y el rocío del agua son más agotadores de lo habitual, lo que acelera los efectos nocivos del alcohol.

Planifica con antelación

Conoce las reglas. Antes de poner tu embarcación en el agua, aprende las "reglas náuticas de la ruta" al tomar una clase para la navegación segura. Son parte importante de la navegación segura, especialmente cuando te encuentras, cruzas o pasas otra embarcación. Para una navegación sin problemas, aprende el significado de la boyas y de otros marcadores de agua, mantén una velocidad segura y vigila de cerca el agua. Revisa el Centro de Recursos para la Navegación Segura de la Guardia Costera para los cursos de navegación aprobados.

Deja un plan de navegación. Si vas a estar en el agua por un par de horas, asegúrate que alguien en tierra sepa hacia dónde vas y cuándo piensas regresar. Si sales por un espacio de tiempo más extenso, deja un plan escrito de navegación en la marina o con un amigo que pueda ayudar a los rescatistas en caso de una emergencia. (No puedes presentar un plan de navegación con la Guardia Costera). Además de la información de dónde y cuándo, tu plan de navegación debe incluir detalles que identifiquen tu embarcación, una lista de los pasajeros y el equipo de seguridad y sobrevivencia de tu embarcación, incluyendo información radial.

Nombra un capitán asistente. No seas la única persona en tu embarcación que sepa navegarla y dónde se encuentran almacenados los equipos de seguridad y primeros auxilios. Asegúrate de que alguien pueda regresar con la embarcación a tierra si tú no puedes.

Toma una clase de seguridad. Puede haber descuentos disponibles en el seguro si tomas clases de seguridad para la navegación aprobadas.

Revisa el estado del tiempo. Consulta con el pronóstico del tiempo antes de salir, especialmente durante la temporada de huracanes. Si te topas con nubes negras, vientos que se intensifican o una baja de temperatura repentina mientras te encuentras en el agua, regresa a tierra firme. Si te agarra una tormenta, ponte los PFD y mantén a todos agachados en la embarcación.

Ten opciones de comunicación. Lleva un teléfono móvil en una bolsa impermeable sellada, pero no dependas completamente de esto. Idealmente, debes tener una radio marítima VHF con Emisor de Codificación Digital (DCS, por sus siglas en inglés) que puede dar a la Guardia Costera tu posición en una emergencia.

Utiliza un interruptor de emergencia amarrado a un cordel. En una lancha de motor y embarcaciones personales, esta simple atadura entre tú y el interruptor de arranque, apaga el motor si te caes por la borda o si pierdes el balance mientras navegas, reduciendo la posibilidad de hacerte daño a ti mismo o a otros en el agua.

Revisa tu equipo y suministros. Tómate el tiempo para revisar la condición de tus importantes equipos de seguridad, señales y supervivencia, incluyendo:

  • Ropa adicional, como ropa de abrigo, un sombrero e impermeables
  • Ancla y cuerda adicional
  • Achicador o bomba de achique
  • Remolque de embarcación
  • Cartas de navegación del área local y una brújula
  • Extintores
  • Botiquín de primeros auxilios
  • Agua y comida
  • Combustible y baterías
  • Remos
  • Artículos personales (bloqueador solar, medicamentos, lentes de sol)
  • Dispositivos personales de flotación
  • Luces
  • Dispositivo productor de sonido (para enviar una señal a otra embarcación y posibles rescatistas)
  • Señales visuales de auxilio
  • Kit de herramientas para reparaciones

Inspecciona tu embarcación. Si no estás seguro de la condición en que se encuentra tu embarcación, recibe una Inspección de Seguridad de Embarcaciones (VSC, por sus siglas en inglés). Un VSC es una evaluación gratuita de tu embarcación, cortesía del Grupo Auxiliar de la Guardia Costera, para verificar la existencia y condición de todo el equipo de seguridad requerido.

A diferencia de nuestros automóviles, la mayoría de nosotros nos encontramos en una embarcación para disfrutar un poco de relajación y recrearnos. Solo no dejes que tu búsqueda de diversión en el agua haga que descuides la seguridad de tu embarcación. Conoce y sigue todas las reglas para que todos puedan pasarla bien y regresar a tierra firme sanos y salvos.

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque nosotros consideramos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no tiene la intención de reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional capacitado. Ni tiene la intención de activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.


Obtén una cotización

Selecciona para comenzar una cotización.


Localiza a un agente cerca de ti


 


Contáctanos

844-373-0003 844-373-0003

También importante

Simples consejos de seguridad al acampar

Simples consejos de seguridad al acampar

Elige tu campamento y tus vecinos sabiamente y protege tu área de acampada de la misma manera en que protegerías tu vivienda.

Cómo navegar sin peligro

Cómo navegar sin peligro

Cuando estés navegando en mar abierto o en un lago, sigue las siguientes sugerencias para que vaya viento en popa.

Artículos relacionados

La seguridad del remolque de embarcaciones

La seguridad del remolque de embarcaciones

Aprende sobre el equipo de remolque y cómo adaptar tu manera de manejar al remolcar embarcaciones.

Consejos sobre el mantenimiento de primavera esencial para embarcaciones

Consejos sobre el mantenimiento de primavera esencial para embarcaciones

Hazte cargo de estas tareas antes de entrar al agua en esta temporada. Prepárate para un verano seguro en el agua con estos pasos esenciales para el mantenimiento de embarcaciones.

¿Tienes un adolescente al volante? Podemos ayudar

¿Tienes un adolescente al volante? Podemos ayudar

Enseñar a su adolescente a conducir y consejos que harán las lecciones menos estresantes para usted.