Pasar al contenido principal

Comienzo del contenido principal

7 tácticas para manejar en invierno

Supera (y fuera de plan) cualquier cosa que los meses más fríos te traigan con soluciones para algo común como viento, nieve, hielo y escenarios a temperaturas heladas.

La preparación es clave para el manejo, pero es particularmente importante si vas a salir en los meses de clima frío. Incluso con las técnicas más seguras de manejo, el conductor que está mejor preparado, en ocasiones, puede encontrarse con las inclemencias del clima. ¿Cómo debes afrontarlo cuando al manejar te cruzas con clima de invierno? Aprende de estos siete escenarios.

El parabrisas se congela cuando estás manejando.

Antes de que salgas a la carretera en este invierno, asegúrate de que tu sistema de descongelamiento esté totalmente funcional. Si encuentras que estás teniendo dificultades para mantener el ritmo en condiciones de hielo, encuentra un lugar seguro fuera del tráfico para detenerte. Mientras tu vehículo está estacionado pero encendido, raspa el hielo del parabrisas manualmente; repite según sea necesario. Una vez que hayas llegado a tu destino, consulta con tu mecánico para asegurarte que el sistema de descongelamiento está totalmente funcional y que el líquido del parabrisas incluye un ingrediente para descongelar.

Necesitas frenar de manera segura en clima de nieve o hielo

Primero, evita el impulso de pisar el pedal del freno firmemente. En su lugar, quita el pie del acelerador, pisa despacio y suavemente los frenos para disminuir la velocidad y eventualmente parar por completo. Además, mientras estás manejando, dobla la distancia normal entre tu vehículo y el que está frente a ti a aproximadamente ocho segundos y disminuye tu velocidad unas cinco o diez millas por hora.

Los conductores cercanos a ti empiezan a derrapar

Si tú observas que los conductores cercanos a ti pierden el control de sus vehículos, es muy probable que te pueda pasar también. Dos acciones te ayudarán. Primero, disminuye la velocidad y pon tanta distancia como sea posible entre tu vehículo y otros vehículos, en caso de que te derrapes o que alguien más pierda el control. Si tu vehículo comienza a patinar, no lo corrijas. Mejor, quita el pie del pedal del freno y gira el volante en la dirección en que patina hasta que recuperes el control del vehículo. Más importante, si puedes, para en un área de descanso u otra área de estacionamiento hasta que puedas valorar mejor las condiciones de las carreteras.

La nieve que cae hace que sean menos visibles las líneas de la carretera

Salir de la carretera hasta que mejoren las condiciones debería ser tu primera meta. Hasta que puedas hacer eso, enciende tus luces delanteras bajas, lo que aumentará que seas visible para otros y trata de seguir las huellas de otros conductores. Si es posible, hazte a un lado de manera segura o sal de la carretera si es posible, enciende tus luces de emergencia y espera a continuar tu camino hasta que el viento y la nieve disminuyan. Asegúrate de tener fácilmente accesible un kit de emergencia que esté bien surtido.

Te faltan varias millas para llegar a tu destino y el clima continua empeorando

Si sientes que ya no puedes manejar de forma segura, salte del camino, lejos del tráfico. Comunícate con las autoridades locales para obtener ayuda con el pronóstico del clima, decidir cambiar rutas o conseguir un lugar seguro hasta que las condiciones mejoren. Si el pronóstico no muestra indicios de mejorar, trata de encontrar un lugar donde permanecer por una o dos horas. Además, cuando elijas rutas alternas, trata de evitar puentes y pasos elevados de las carreteras, que tienden a acumular hielo más rápidamente.

La lluvia se convierte en hielo

Una vez que las temperaturas llegan a 30 y tantos o menos, la lluvia helada puede convertirse en hielo y puede crear hielo negro, que a menudo es invisible para los conductores. Observa cuidadosamente la carretera y a los otros conductores para darte una idea acerca de las condiciones. Cuando manejes sobre áreas de hielo, quita tu pie del acelerador, evita frenar y enderezar tu volante.

Estás manejando detrás de un quitanieves

En el invierno, es peligroso pasar los equipos del departamento de transporte. Disminuye la velocidad para aumentar la distancia entre el camión y tu vehículo y recuerda que muchos conductores de quitanieves tienen visibilidad limitada cuando se trata de ver vehículos que están detrás o al lado de ellos.


Selecciona para comenzar una cotización.




844-373-0003

También importante

Consejos para el manejo preventivo

Consejos para el manejo preventivo

Los consejos para el manejo preventivo pueden ayudar a los conductores a viajar por la carretera de manera segura.

Artículos relacionados

Cómo manejar de manera segura durante el embarazo

Cómo manejar de manera segura durante el embarazo

Ajustes en los cinturones de seguridad y más consejos sobre el manejo seguro para cuando manejas para dos.

Hay un llamado a revisión para tu vehículo. ¿Y ahora qué?

Hay un llamado a revisión para tu vehículo. ¿Y ahora qué?

Los fabricantes de automóviles han llamado a revisión a un número récord de carros. Aprende cómo atender los llamados a revisión de un vehículo.

Hielo negro: El riesgo invernal que nadie ve venir

Hielo negro: El riesgo invernal que nadie ve venir

Muchos conductores desconocen a este causante de carreteras invernales resbaladizas. Aquí te indicamos cómo prepararte.