Hay un llamado a revisión para tu vehículo. ¿Y ahora qué?

Si tu carro es llamado a revisión, averígualo rápido y arréglalo

Mecánico haciendo una reparación bajo el capó de un carro

Los llamados a revisión ocurren con bastante frecuencia, de acuerdo a la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés). De hecho, los fabricantes de automóvil han llamado a revisión a un número récord de carros en los últimos años. Aunque el número total de llamados a revisión de automóviles ha disminuido en el 2018 a 30.7 millones, todavía exceden el número total de carros vendidos en el 2017. Saber cómo atender los llamados a revisión de seguridad de un vehículo puede ayudar a proteger a tu familia.

¿Cómo sé si mi carro, camioneta o SUV han sido llamados a revisión?

Los fabricantes deben alertar a la Oficina de Investigación de Defectos (ODI, por sus siglas en inglés) NHTSA y a los conductores afectados, concesionarios y distribuidores. Deberías recibir una carta del fabricante que detalle el llamado a revisión y proporcione instrucciones para repararlo. También puedes encontrar información sobre los llamados a revisión en el sitio web de la NHTSA.

¿Qué sucede si yo no soy el propietario original del carro?

Si manejas un carro usado, es posible que el fabricante no tenga registro de tu titularidad. Así que es posible que no recibas una carta de llamado a revisión. Para buscar las llamadas a revisión visita la base de datos en línea de la ODI. La NHTSA ahora también requiere que los fabricantes provean acceso a una herramienta gratuita en línea que utiliza los Números de Identificación del Vehículo (VIN, por sus siglas en inglés) para determinar si un carro específico ha sido llamado a revisión y si ha sido reparado.

¿Qué debo hacer si mi carro ha sido llamado a revisión?

Cuando recibas una carta de llamado a revisión, sigue las instrucciones y programa una cita con tu concesionario o mecánico autorizado para arreglar el problema. En la mayoría de los casos, no deberían cobrarte por las reparaciones. La excepción son neumáticos que hayan sido llamados a revisión.  Solo tendrás 180 días a partir de que recibas la carta para recibir un reemplazo de cortesía.  

¿Los llamados a revisión son gratis en carros usados? 

Los asuntos de seguridad son tratados en carros nuevos y usados. Por favor, recuerda que hay limitaciones a las reparaciones sin costo dependiendo de la antigüedad del vehículo. Para información adicional en cuanto a estas limitaciones, échale un vistazo al manual emitido por la NHTSA.

¿Puedo vender un vehículo con un llamado a revisión activo? 

De acuerdo a la ley federal, los concesionarios no pueden vender vehículos nuevos con un llamado a revisión activo sin haberlo arreglado primero. Lo mismo se aplica a compañías de alquiler. No pueden alquilar un vehículo con un llamado a revisión que no haya sido arreglado. Sin embargo, no hay leyes federales que impidan a los concesionarios o vendedores privados de carros vender carros usados con llamados a revisión activos. También, no se les requiere que divulguen información sobre llamados a revisión a compradores potenciales. 

¿Qué debo hacer si creo que mi carro tiene defectos de fabricación?

Arregla los problemas inmediatamente; no esperes a que llegue una carta de llamado a revisión. También puedes presentar un documento ante la ODI con tus preocupaciones sobre la seguridad o llamar a la línea de emergencia para seguridad de vehículos del Departamento de Transporte al 1-800-424-9393 o al 1-888-327-4236. Tu informe ayuda a que la ODI investigue problemas de seguridad y determine si es necesario un llamado a revisión.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.