Qué hacer si tu automóvil tiene daños causados por inundación

Qué hacer si tu automóvil tiene daños causados por inundación

Si las aguas de las inundaciones sumergen tu carro total o parcialmente, puede suponer daños extensos y reparaciones costosas. Esto es lo que hay que hacer después de que las aguas retrocedan.

Daños al vehículo causado por inundación¬† Lista de comprobación

  1. Investiga los daños potenciales. Considera la profundidad de las aguas de inundación en relación con tu carro. No trates de encender tu carro —esto causará más daño si hay agua en el motor.
  2. Actúa rápidamente. La sumersión en agua salada —que es más dañina que el agua fresca— hace que las posibilidades de corrosión sean más altas. Comienza por secar tu vehículo lo más rápido posible y comunícate con un servicio de remolque para llevarlo a un terreno más alto. El aceite, el líquido de transmisión y el lubricante podrían necesitar drenaje antes del remolque.
  3. Mira debajo del capó. Aquí es donde encontrarás pistas sobre cuán extensos podrían ser los daños causados por inundación. A menos que seas un experto en automóviles, quizás desees asociarte con un mecánico para las siguientes tareas:
    • Comprueba la varilla para medir líquido. Busca gotitas de agua, lo que probablemente indique que hay agua en tu motor. Si ese es el caso, los cilindros, que se supone que comprimen aire en lugar de agua, estarán rotos.
    • Quita los cilindros dañados por agua y comprueba si hay puntos corroídos.
    • Cambia el aceite y el líquido de transmisión. Querrás hacer esto de nuevo después de que el carro se pueda conducir y hayas conducido varios cientos de millas.
  4. Limpia el interior. Si las aguas de las inundaciones estuvieron a más de unos pies de profundidad, el agua probablemente entró al interior de su carro. Esto es lo que hay que hacer a continuación:
    • Elimina toda la humedad. Usa una aspiradora para líquidos y sólidos para recoger el agua estancada y toallas de tela para absorber el agua que ha empapado los asientos y la alfombra. Si es posible, quita los asientos y los cojines de los asientos y usa ventiladores y deshumidificadores para acelerar el proceso de secado.
    • Comprueba los componentes eléctricos. Los extensos daños causados por inundación podrán requerir un viaje a la mecánica para reemplazarlo.
  5. Comprueba la línea y el tanque del combustible. Utiliza una bomba de sifón comprada en la tienda para sacar algo de combustible. Si notas agua (que se separaría naturalmente del combustible), querrás vaciar el tanque completamente.

Una vez que conozcas la extensión de los daños de tu carro causados por inundación, necesitarás sopesar los costos de reparación contra el costo de reemplazar tu carro.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no apoya ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda a riesgo del propio usuario, se proporciona sólo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.