Pasar al contenido principal

Comienzo del contenido principal

Cómo ser más cuidadoso al manejar

Practica un manejo cuidadoso para crear hábitos más seguros y reducir la frustración.

El estadounidense promedio pasa más de 300 horas detrás del volante cada año, y ese número está creciendo poco a poco. Más tiempo detrás del volante puede implicar más estrés, así como más oportunidades de distracción.

Muchos conductores perciben su viaje al trabajo simplemente como otro obstáculo entre ellos y el siguiente asunto por atender en su lista de cosas por hacer. Yendo a trabajar en piloto automático, los conductores frecuentemente se hallan a sí mismos soñando despiertos sobre su día laboral o, aún peor, hablando por teléfono o enviando mensajes de texto, en vez de poner atención al camino.

Los conductores cuidadosos son capaces de salir del aturdimiento en el que normalmente realizan su viaje al trabajo y hallar nuevas formas de disminuir sus niveles de estrés mientras están en el tráfico. Un viaje al trabajo estando concentrado hará tu tiempo en el carro más placentero y menos propenso a la ansiedad, sin mencionar que será más seguro para ti, así como para otros conductores en el camino.

Los buenos hábitos pueden hacer que manejar sea menos estresante

El primer paso para reducir el estrés mientras manejas, debería ser un paso atrás para una pequeña reflexión. Dale un vistazo a tus hábitos de manejo para ver si puedes identificar cosas que puedes cambiar para mejorar la experiencia. Es posible que no elimines todas las frustraciones que se generan al manejar con pura fuerza de voluntad, pero podrías hallar pequeñas maneras de hacer que sea menos abrumador. En general, estas estrategias se vuelven más eficaces con la práctica.

Aquí tienes algunos consejos para eliminar el estrés de tu vida mientras estás en la ruta, algunos pueden inclusive ahorrarte tiempo y dinero mientras te ayudan a encontrar tu equilibrio ideal:

  • Empieza relajado y descansado. El primer paso para permanecer en calma es comenzar con calma. Es preferible manejar cuando te sientes en tu mejor forma, tanto física como emocionalmente. Eso significa distintas cosas para distintas personas, así que encontrar tu estado ideal puede llevar un poco de experimentación. Por ejemplo, podrías requerir ajustar tu horario para dormir para asegurarte de que comiences bien descansado tu viaje de la mañana camino al trabajo. Si la incapacidad de tu familia para abordar el carro a tiempo te pone de mal humor, establecer una hora de salida más temprana podría ayudar a que las cosas funcionen sin problemas. No manejes molesto por estar hambriento. Tómate el tiempo para un buen desayuno, de manera que las pequeñeces no afecten tu estado de ánimo. Sea cual sea la situación, intenta reconocer cuando no estés en tu mejor momento y da pasos para cambiarlo.
  • Conduce a una velocidad segura. Disminuir la velocidad incrementa la seguridad para todos en el camino: la tuya, la de tus pasajeros, la de otros conductores, peatones, ciclistas e inclusive la de la vida silvestre. Manejar dentro del límite de velocidad puede parecer algo sencillo, pero proporciona varios reductores de estrés. No sentirás que tienes prisa, así que tendrás menores probabilidades de hacer algo arriesgado. Te será más fácil reaccionar a las maniobras peligrosas de otros conductores. Y lo mejor de todo, evitarás la sensación de querer esconderte cada vez que veas una patrulla estacionada en la mediana de la carretera.
  • Elimina las distracciones. La tecnología es citada con frecuencia como una distracción para los conductores, y por buenas razones. Aunque es difícil obtener estadísticas confiables que relacionen el uso de teléfonos celulares y accidentes automovilísticos, un estudio reciente mostró que los conductores podrían estar utilizando sus teléfonos celulares mientras están detrás del volante un 90% del tiempo. Dejar a un lado o colgar el teléfono no únicamente reduce tu potencial para accidentes, sino que también te da espacio para "desconectarte" después de un día largo o estresante, para poder recargar tus energías. Pero no es únicamente la tecnología. Otras distracciones comunes incluyen el arreglo personal, comida y bebida, otros pasajeros y la somnolencia.
  • Permite algo de tiempo extra y toma más descansos. Mientras más largo sea el viaje, más cosas pueden salir mal. Cada una de esas cosas se suman a tu estrés y te cuestan tiempo. Date a ti mismo tiempo extra para los viajes largos. Eso te ayudará a mantener tu tranquilidad cuando el tráfico esté detenido y te permitirá hacer más escalas de 15 minutos para descansar y refrescarte. Los viajes largos se vuelven mucho menos estresantes cuando le dedicas más atención a la comodidad física y menos atención a vencer al reloj.

La tecnología puede mejorar, o afectar negativamente, la experiencia de manejo

Las aplicaciones para teléfonos inteligentes han evolucionado más allá de las herramientas básicas de navegación. Ahora ofrecen una variedad de maneras de optimizar tu manejo ayudándote a identificar malos hábitos y comprender mejor las fuentes de tu irritación.

Sin embargo, la tecnología también puede ser una distracción seria mientras manejas. Antes de usar una nueva aplicación en tu viaje al trabajo, asegúrate de familiarizarte con la aplicación y prográmala para comenzar a operar antes de que comiences tu viaje. La tecnología que no funciona adecuadamente puede ser una fuente de frustración y manejar distraído puede fácilmente causar un accidente.

Aquí tienes algunas formas de complementar tus esfuerzos de auto-superación con la tecnología:

  • Registra y analiza tus hábitos de manejo. Las aplicaciones que registran la forma en que manejas pueden darte retroalimentación en cuanto hábitos que pudieras no estar notando, tales como frenar súbitamente, acelerar con mucha rapidez o manejar constantemente muy por encima del límite de velocidad. Algunas aseguradoras inclusive ofrecen aplicaciones que te dan descuentos sobre tus primas si sigues hábitos seguros de manejo.
  • Verifica las condiciones del tráfico. Las aplicaciones que reportan en vivo las condiciones del tráfico pueden alertarte de los cuellos de botella y accidentes en tu ruta. Cuando los atascos de tráfico te retrasan o detienen tu viaje al trabajo, no saber cuánto te tomará llegar a tu destino contribuye a tu estrés. La investigación sugiere que las situaciones predecibles nos estresan menos que las impredecibles. Simplemente saber las condiciones del tráfico te brindará la oportunidad de tomar otra ruta para tu viaje o de cambiar tu tiempo de salida.
  • Encuentra la gasolinera más cercana o la más económica. Quedarte sin gasolina en un lugar desconocido puede ser frustrante y estresante, o inclusive aterrador. Afortunadamente, muchas aplicaciones de navegación pueden ubicar la gasolinera más cercana para ti, de manera que puedas planear con anticipación y recargar combustible antes de que tu viaje llegue a un alto frustrante y desmoralizador. Algunas aplicaciones de gasolina inclusive te ayudarán a ahorrar dinero diciéndote cuál gasolinera cercana ofrece el mejor precio.

Ya sea que confíes en tu propia percepción, una aplicación en tu teléfono o una combinación de ambas, cada pequeño paso que des para reducir el estrés del manejo, ayuda. Incluso si nunca llegas a un estado de perfecta calma, hay buenas probabilidades de que encuentres maneras de ahorrar tiempo, dinero e irritación, haciendo al mismo tiempo, que los caminos sean más seguros para todos.

Colaboración pagada con The Balance.

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.


Selecciona para comenzar una cotización.




844-373-0003

También importante

Evita esta condición de manejo que podría resultar fatal

Evita esta condición de manejo que podría resultar fatal

Manejar somnoliento causa más de 100,000 choques cada año. Aprende cómo reducir el riesgo.

5 consejos a recordar para un manejo seguro bajo la lluvia

5 consejos a recordar para un manejo seguro bajo la lluvia

Estar detrás del volante con un parabrisas salpicado de lluvia no tiene por que ser estresante.

Artículos relacionados

Maneras de ayudar a mantener seguro a tu conductor adolescente

Maneras de ayudar a mantener seguro a tu conductor adolescente

Aquí tienes unos consejos para ayudar a evitar los accidentes de conductores adolescentes y mantenerte seguro en la carretera.

Cómo afecta al manejo el clima invernal

Cómo afecta al manejo el clima invernal

Utiliza el pronóstico del clima para ajustar tu estrategia de manejo y ayudarte a permanecer seguro.

¿Puedes manejar con seguridad en todo tipo de clima severo?

¿Puedes manejar con seguridad en todo tipo de clima severo?

Es útil saber cómo manejar adecuadamente en cada tipo de mal clima.