5 consejos a recordar para un manejo seguro bajo la lluvia

5 consejos a recordar para un manejo seguro bajo la lluvia

Manejando bajo la lluvia

Cantar bajo la lluvia es divertido. Pero, ¿manejar en ella? No tanto. Manejar en inundaciones leves o fuertes —o incluso con tan solo lluvia o tormenta— puede ser angustiante. De acuerdo con el Departamento de Transporte de los Estados Unidos, hay en promedio más de 950,000 accidentes automovilísticos cada año debido a pavimento mojado, causando aproximadamente 4,700 muertes y 384,000 lesiones.

Estar detrás del volante con un parabrisas salpicado de lluvia no tiene que ser una experiencia aterradora y estresante. Brent Praeter, un instructor a cargo de la supervisión en la D&D Driving School, Inc. y un miembro de la Driving School Association of the Americas, ambas en Kettering, Ohio, ofrece estos consejos para manejar bajo un aguacero:

  1. Piensa. "Muchas personas manejan subconscientemente, por hábito", dice Praeter. "Y cuando llueve, no siempre ajustan su manera de pensar." Cuando las condiciones no son óptimas, los conductores necesitan mantenerse alerta y enfocados en lo que está sucediendo a sus alrededores.
  2. Enciende las luces delanteras. En todos los estados la ley indica encender las luces delanteras cuando hay poca visibilidad, y muchos estados también requieren tener las luces delanteras encendidas cuando se utilizan los limpiaparabrisas. Praeter dice que unos limpiaparabrisas que funcionen bien y llantas relativamente nuevas (sin desgaste) también son esenciales cuando se maneja en la lluvia, en particular cuando se maneja a velocidades altas en la carretera.
  3. Cuidado con el deslizamiento sobre el agua. El deslizamiento sobre el agua es el término técnico para lo que ocurre cuando tus llantas pierden tracción sobre la carretera debido al exceso de agua en la carretera misma. El resultado es que tu vehículo comienza a deslizarse incontrolablemente. Es muy fácil deslizarse sobre el agua: lo único que se necesita es una doceava parte de una pulgada de lluvia sobre la carretera y una velocidad de más de 35 millas por hora. Si tus llantas se han usado mucho y están muy desgastadas, es mucho más probable que te deslices sobre el agua. Puedes deslizarte sobre el agua aun si estás manejando un carro, SUV, o camión con tracción en las cuatro ruedas.

    Si comienzas a deslizarte sobre el agua, suelta el acelerador (pedal de la gasolina) lentamente y mantén el volante recto hasta que recuperes el control. Si tu carro comienza a dar vueltas como un trompo, gira el volante lentamente en la dirección en que el vehículo está haciendo un trompo. No gires el volante en contra de la dirección en la que ha comenzado a hacer un trompo. No gires bruscamente el volante en una u otra dirección, ya que esto podría llevar a que el carro vuelque a causa de una sobrecompensación.

    Considera tomar un curso de manejo a través de tu DMV local para aprender a conducir de manera más segura sobre carreteras mojadas y evitar mejor deslizarte sobre el agua. 
  4. Apaga el control de crucero. Irónicamente, utilizar el control de crucero en carreteras resbaladizas debido a lluvia o nieve, podría causar que pierdas el control. Puede que pienses que te ayudará a mantener una velocidad constante pero, si te deslizas sobre el agua mientras utilizas el control de crucero, tu carro irá más rápido en realidad.
  5. Reduce la velocidad. "Las señales con los límites de velocidad están diseñadas para cuando las condiciones son ideales", dice Praeter, "y eso significa manejar cuando hay poco tráfico y buena visibilidad." El ambiente en el que se maneja cuando está lloviendo no es así para nada. Así que, afloja el acelerador y date más tiempo para llegar a tu destino.
  6. Ten más cuidado donde los carriles se unen. Todos los conductores deberían manejar de manera preventiva y tomar precauciones cuando rebasan vehículos para evitar choques en donde el tráfico se incorpora a la carretera.

Tomar unas precauciones extras puede ayudar a calmar la ansiedad relacionada con manejar bajo la lluvia, haciéndolo más seguro para todos. Si ocurre un choque, asegúrate de saber los pasos a seguir después de un choque.

Divulgaciones

State Farm® (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

La información en este artículo se obtuvo de varias fuentes que no están relacionadas con State Farm®. Aunque creemos que es confiable y precisa, no garantizamos la precisión ni la confiabilidad de la misma. Estas sugerencias no son una lista completa de todas las medidas de control de pérdida. La información no pretende reemplazar los manuales o instrucciones provistos por el fabricante o el consejo de un profesional calificado. Ni pretende activar la cobertura de nuestra póliza. State Farm no garantiza los resultados del uso de esta información.