5 maneras de ahorrar dinero sin esfuerzo alguno

5 maneras fáciles de ahorrar dinero para adultos jóvenes

Puede ser difícil para los adultos jóvenes ahorrar para sus grandes metas financieras — como comprar una casa — mientras siguen disfrutando de sus pasatiempos y vidas sociales. Buenas noticias: No tienes que sacrificar la diversión con estas maneras fáciles de ahorrar dinero.

Utiliza los cupones: Varios sitios web y aplicaciones tienen buenas ofertas para ahorrar en cientos de artículos, no importa si estás en el supermercado o en el centro comercial. Ordena los cupones impresos por la sección de comercio o de tienda en una carpeta y mantenlos en tu carro para tener acceso fácilmente.

Sé anfitrión de una comida compartida. Cocinar comidas en casa es normalmente más saludable que comer fuera, así que no vayas a aprovechar una de las ofertas disponibles fuera y en su lugar sé anfitrión de una comida compartida con amigos. Fija un presupuesto con anticipación y pide a cada persona que traigan dos comidas principales, acompañamiento, bebidas o postres.

Busca actividades gratis: Muchas veces los calendarios locales de las comunidades anuncian muchos eventos y actividades que son gratis para el público. Si ninguna despierta tu interés, invéntate una tú mismo: Haz excursiones a pie a los puntos de interés en tu vecindario o ciudad, adquiere el pasatiempo de geocaching o investiga sobre el voluntariado en una organización comunitaria local.

Compra artículos de segunda mano: Echar un vistazo a las tiendas de artículos de segunda mano es una buena manera para encontrar ofertas para ropa, libros, equipo deportivo y muebles. Antes de comprar, verifica siempre la calidad de los artículos y asegúrate de que la oferta es legítima. Puedes cambiar tu guardadarropa al organizar un intercambio de ropa o puedes hacer dinero extra vendiendo ropa que ya no quieras a una tienda local de consignación o en línea como Tradesy o Poshmark.

Reduce el uso de la electricidad: Los electrodomésticos que permanecen enchufados añaden hasta el 10 por ciento de tu uso de energía aún cuando no están en uso de acuerdo con el Departamento de Energía de los Estados Unidos. Desenchufa algunos artículos como computadoras, reproductor de DVD, cafeteras eléctricas, lámparas, cargadores de teléfono u otros artículos de cocina para ayudarte a reducir tu factura de electricidad.