Sala De Prensa

Aprovechar la vida y hacer un impacto perecedero

Algunas veces una pérdida conlleva a resultados positivos. Después que el esposo de Uyntha Duncan falleció en el año 2000, ella se propuso a trabajar como voluntaria para ayudar con el tiempo de luto. Eso la ayudó a superar la pérdida, y su comunidad se pudo beneficiar del servicio.

Por eso recibió varios premios por su trabajo como voluntaria. Entonces, como reconocimiento de su servicio, y el impacto positivo que ella hizo a pesar del dolor que estaba sintiendo por el fallecimiento de su pareja de 40 años, en el 2009 fue nombrada como recipiente del State Farm® Embrace Life®.

Ella se pudo enfocar en el trabajo voluntario debido a su preparación cuidadosa y la guía provista por su agente de State Farm, Monte McCunniff (ahora la agencia de Brad McCunniff de State Farm).

"Sin la planificación que hicimos Don y yo con Monte para obtener la póliza de seguro de vida correcta, nunca hubiese podido ofrecer mi tiempo como voluntaria, lo cual hizo una realidad el reconocimiento Embrace Life," dice Uyntha. "No tuve que preocuparme por regresar a trabajar o carecer de dinero. State Farm trabajó con nosotros para asegurar que estuviésemos preparados."

Años después, esa preparación continúa pagando. Debido a que Uyntha y Don planificaron para el futuro y tuvieron cuidado con su dinero, Uyntha pudo invertir su premio de $10,000 de Embrace Life.

"Después que recibí el premio, supe que debía ahorrarlo y donarlo a una causa—en ese momento no supe cuál sería esa causa," dijo Uyntha. "Nuestra filosofía siempre ha sido ahorrar y tomar buenas decisiones. Cuando gané el premio, sentí que fue un reconocimiento por ahorrar y estar preparada."

Uyntha es una enfermera de profesión y durante su carrera trabajó en varias salas de emergencia. Ella conoce la importancia de una instalación de emergencia completamente equipada. Covenant Medical Center en Waterloo, IA aprovechó esa experiencia y le pidió que colaborara juntamente con ellos para la recaudación de fondos y así construir un ala nueva de emergencia.

Al sentir que tenía que demostrar su liderazgo y establecer un precedente, decidió donar sus $10,000 para ayudar a pagar por la nueva instalación. Adicionalmente, y nuevamente debido al plan de inversión que ella, Don y Monte pusieron juntos, fue capaz de donar $5,000 adicionales de su propio bolsillo.

"Uyntha refleja un espíritu verdadero de filantropía. Ella puede ver una necesidad en nuestra comunidad y no solamente provee la ayuda financiera, sino que también contribuye con su tiempo y talentos, al final haciendo una diferencia positiva. Con su ayuda, somos capaces de servir a pacientes graves en una instalación de última tecnología en la actualidad y por muchos años en el futuro," dijo Heather Bremer-Miller, directora ejecutiva de Covenant and Sartori Foundations.

Uyntha ha sido una clienta de State Farm desde hace 30 años. Ella y Don escogieron a State Farm porque sus amistades y familiares recomendaron altamente a la compañía cuando se casaron. Esa decisión llegó a ser esencial en planificar para su futuro.

"Tuvimos tres hijos en la universidad al mismo tiempo. Comenzamos los fondos de ahorro para la universidad cuando ellos nacieron. Añadimos más a esos fondos y los mismos crecieron," dice ella. "Uno de los logros más grandes que mi esposo y yo pudimos alcanzar fue que todos nuestros hijos pudieron completar sus estudios universitarios libres de deudas."

El hecho de que la pareja cree en la importancia de la educación ahora se puede ver más allá de la familia. Una beca que Uyntha estableció en el Hawkeye Community College in Cedar Falls ha permitido que una docena de estudiantes asistan al colegio universitario por dos años, en tanto que mantengan un GPA de 3.0.

La filosofía de Don y Uyntha siempre ha sido ahorrar y tomar buenas decisiones. Ella anima a que otros establezcan y sigan metas a largo plazo. Acredita su éxito y habilidad para devolver el favor a la ayuda que recibió de State Farm.

"Es importante planificar cuando eres joven. Es bueno tener cuidado con tu dinero y no gastar todo lo que tienes."

Ella desearía que más personas tomaran tiempo para sentarse y planificar para el futuro.

"Nosotros éramos un par de jovencitos granjeros y siempre tuvimos cuidado. Ahorra para un día cuando lo necesites, porque no sabes cuando el mal tiempo venga o cuando tu granja termine quemándose."

Cada día, Uyntha se levanta y se dice "haz de hoy un día en que el mundo sea mejor" - en verdad una manera de aprovechar completamente la vida.