Comunidad

Coalición para el uso de rociadores automáticos residenciales

State Farm® apoya firmemente el uso de sistemas de rociadores automáticos para incendios residenciales. State Farm ha ayudado a dirigir los esfuerzos para incluir sistemas de rociadores automáticos residenciales en todas las nuevas viviendas a través de asociaciones nacionales con grupos como la Asociación Nacional de Protección de Incendios, el Sistema Nacional de Extinción de Incendios, la Asociación Canadiense de Rociadores Automáticas, la Agencia Federal Sobre la Administración de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), el Departamento de Seguridad Nacional y Underwriters Laboratories.

Aunque algunos grupos de constructores se muestran en contra del uso de rociadores automáticos residenciales en el hogar ya que aumentan los costos de construcción, State Farm cree que los beneficios derivados de los mismos superan con creces los costos iniciales. Específicamente, los sistemas de rociadores automáticos residenciales

Salvar vidas – Cada año más de 3000 personas mueren en incendios residenciales. Numerosos estudios han demostrado que tanto el riesgo de muerte y la posibilidad de lesiones graves debido a quemaduras se reducen drásticamente en los hogares equipados con rociadores automáticos contra incendios residenciales.

Proteger a los bomberos - Cuando los incendios son capaces de crecer y alcanzar un punto de inflamación, los riesgos de seguridad para los bomberos y los costos por luchar contra el aumento de incendio se incrementan en gran medida. Casi todos los grupos nacionales de bomberos requieren el uso de sistemas de rociadores automáticos para ayudar a minimizar estos riesgos.

Proteger la propiedad – Se ha calculado que el 92 por ciento de los incendios residenciales podría controlarse con uno o dos rociadores. Sin ningún rociador automático, más área está expuesta al incendio, se utiliza más agua en el proceso de control, y los daños causados por el agua y fuego aumentan considerablemente.

Reducir los costos de daños a la propiedad – De acuerdo con la Coalición de Rociadores Contra Incendios, la pérdida promedio en una casa con rociadores es de $2,166 en comparación con $45,019 en una casa sin rociadores automáticos. State Farm ofrece un descuento a los propietarios de viviendas si sus viviendas usan sistemas de rociadores automáticos.