Comunidad

Ser Ecológicos

South Carolina (agosto 1, 2012) - A veces ser un buen vecino es algo más que sólo ayudar a otros. También significa mejorar tu vecindario al afectar menos al medio ambiente.

Por 10 años, la agente de State Farm® Paula Hampton y su equipo han disfrutado trabajando desde la icónica casa West Ashley de 1948 en Savannah Highway en Charleston, S.C.

Sin embargo, mientras su cartera de clientes y su personal aumentaban, era obvio que su agencia estaba sobrepasando el espacio. Se habían realizado esfuerzos para ampliar el edificio -- convirtieron el porche en espacio de oficina y un empleado trabaja en el ático acondicionado. Esto ayudó, pero no fue suficiente.

Foto del edificio blanco: La antigua oficina de Paula Hampton.

Una solución: Construir una nueva oficina.

Mientras que la nueva construcción ofrecía varios beneficios, Hampton estaba preocupada por la vivienda, garaje independiente y dos bungalows en su propiedad. No se sentía cómoda con que todos los materiales se tiraran en un vertedero.
"Yo sabía que podía llamar a un equipo de demolición y hacerlo desaparecer todo en pocas horas", dijo, "pero luego simplemente terminaría en el vertedero en nuestra comunidad".

Otra opción: Dar a los materiales una nueva vida mediante la donación al Almacén Sustentable y GreenBy3, organizaciones locales que reciclan los materiales.

Esta fue por mucho la opción más atractiva.

Foto del edificio nuevo: La oficina nueva de Paula Hampton.

"Cuando visité el Almacén sustentable, sabía que era la mejor opción", dijo Hampton. "Había 7,500 pies cuadrados de madera y materiales de construcción recuperados que la gente podría comprar a un gran descuento. Fue emocionante ver a la gente ir de compras y saber que mi oficina sería reciclada. Utilizar el Almacén sustentable me atrasaría un poco en cuanto a tiempo, pero vale la pena".

El equipo del Almacén sustentable sistemáticamente desmontó los bungalows y el garaje tablón por tablón, ventana por ventana, pieza por pieza. El proceso fue muy tranquilo, limpio y eficiente. En menos de una semana, se quitaron las tres estructuras.

Aun quedó un último obstáculo en la renovación. Cómo proteger los robles históricos en la propiedad.

"Los árboles dan una belleza a la Lowcountry, por no hablar de la sombra - muy necesaria aquí en Charleston", dijo.

La nueva oficina se colocó cerca de la carretera con el estacionamiento en la parte trasera, que está diseñado en torno a los árboles de 100 años de edad.

De izquierda a derecha: Laura Holley, Cindy Smith, Shirley Ford, Paula Hampton, Mia Bingenheimer, Daniel Wilson, Linda Bunch, Freda Dumas

Los planes incluyen la plantación de más árboles y plantas autóctonas. La nueva oficina de ladrillo es de dos pisos. (Hampton tiene la intención de alquilar el segundo piso a una o dos empresas locales, a fin de reducir la extensión descontrolada del área urbana).
La eficiencia energética es una necesidad, por lo que se utilizó aislamiento de espuma de poliuretano en combinación con otras características que ahorran energía, incluidos los aparatos de bajo consumo. La agencia sigue utilizando luces fluorescentes compactas y el servicio de reciclaje/trituración de documentos.

Cox House Movers y Harbor Contracting levantaron la parte central de la casa original de 1948, y la rodaron hasta la esquina posterior del lote.

"También quitamos y reciclamos el porche defectuoso y la adición al extremo opuesto", dijo Hampton. La vivienda se encuentra ahora en sus nuevos cimientos y será el futuro espacio de oficina para ayudar a pagar los ladrillos y el mortero en el nuevo edificio, dijo.

"Esta comunidad ha sido un gran apoyo a través de los años", dijo Hampton. "Como propietaria de un negocio privado, es muy importante para mí mantener la buena relación que hemos establecido. Los vecinos están eufóricos de que logramos salvar a 'la casita'".