Comunidad

Florida

Preparación para la temporada de huracanes de 2012

Se recomienda a los propietarios de vivienda que revisen sus pólizas de seguro antes del comienzo de la temporada de huracanes.

La temporada de huracanes comenzó en junio 1 y continúa hasta finales de noviembre. El comienzo de la temporada de huracanes es un buen momento para que los propietarios de vivienda revisen sus pólizas de seguro para asegurarse de contar con la cobertura adecuada para sus propiedades. Es importante comprender claramente la cobertura de tus pólizas (tanto la póliza de vivienda como la de auto) y estar preparado para los deducibles y las exclusiones que tu póliza incluya. Los asegurados deben consultar con sus agentes y comprender completamente las coberturas que hayan comprado.

Además de revisar las pólizas de seguro, hay tres aspectos que las familias deben tener en cuenta durante la temporada de huracanes: planificación, preparación y protección.

Planifica

Siempre es importante que una familia tenga un plan para emergencias. Cada miembro de la familia debe saber qué hacer para protegerse. Ante una amenaza de huracán, debes decidir si tu familia se trasladará a un lugar más seguro tierra adentro, si acudirá a un refugio designado o si se refugiará de la tormenta en tu vivienda. Asegúrate de estar en comunicación con las autoridades locales para enterarte de la gravedad del huracán. También deberías planificar una ruta de escape en caso de que tu familia tenga que evacuar.

Prepárate

Debes tener un kit de supervivencia para huracanes en tu hogar listo para cualquier emergencia. Debe incluir artículos alimenticios no perecederos un botiquín de primeros auxilios, un radio a pilas, una linterna, pilas nuevas y agua potable (al menos 1 galón de agua por persona / por día, para un mínimo de 3 días). Incluye también otros artículos que podrías necesitar tales como medicamentos, lentes de prescripción y la información de tu seguro, incluyendo un inventario de tu vivienda (mantén todo en una bolsa impermeable).

Para asegurarte de que tu vivienda esté preparada, cubre las ventanas y las puertas con contraventanas especiales para huracanes. Si no tienes contraventanas, cubre las puertas y ventanas con madera contrachapada de 3/4 de pulgada. Asegúrate de que la puerta del garaje quede cerrada y firmemente sujetada. Recuerda que puedes sufrir daños graves a causa de los huracanes cuando el viento y los desechos entran en tu vivienda a través de una ventana o puerta rota.

Protégete

Si decides quedarte durante el huracán, protégete. Si no tienes que evacuar el área, permanece adentro, lejos de ventanas o puertas de vidrio. Asegúrate de que haya la mayor cantidad posible de paredes entre tú y la tormenta. Si no tienes un sótano, ve a un clóset o a un baño. Comprar lonas o láminas de plástico puede ser útil.

Si tienes que abandonar el área, asegúrate de ir directamente a un refugio. Lleva tu kit de supervivencia y asegura todas las puertas y ventanas antes de irte. Hazle saber a tus amigos y familiares dónde planeas quedarte y dales la información de tu agente de seguro.

A las personas que tienen un plan de acción para huracanes les va mucho mejor que a aquellas que no lo tienen. Si te tomas unos minutos hoy para planificar, evitarás el pánico de último momento. Esto puede salvar tu vivienda y tu familia.

Para información adicional acerca de cómo proteger tu vivienda, auto y familia de un huracán, visita cualquiera de los siguientes recursos: